Lun. a Vier. de 9:30h a 13:30h y de 16h a 20h​
954656070

Mascarilla y mal aliento (halitosis)

La polémica está servida. El uso obligatorio y, por lo tanto, prolongado de la mascarilla está dando lugar a una serie de comentarios sobre su incidencia en nuestra salud bucal, como el mal aliento. En esta entrada queremos dejar claro cuál es nuestra opinión profesional sobre el tema. 

¿Cuál es la función de las mascarillas? 

En principio, no es más que una barrera física con un doble objetivo: por un lado, impedir que las partículas procedentes de nuestros estornudos o de nuestra tos alcancen a otras personas y, por otro lado, evitar que nosotros mismos respiremos las excreciones ajenas.  

¿Qué mascarillas usamos?

Quizás en este tema podamos encontrar alguna respuesta interesante. Las conocidas como “mascarillas quirúrgicas” están confeccionadas con tejido inodoro; otra cosa, es la diversidad de modelos de cuyo material desconocemos su composición (tanto adquiridas como caseras), lo que puede provocar que los olores aparezcan o se intensifiquen, máxime si tenemos en cuenta los productos con los que las desinfectamos o lavamos.

¿A qué se debe el mal olor que sentimos? 

Es evidente que la combinación de productos desinfectantes o de lavado pueden transferir olores a nuestras mascarillas pero esa no es la cuestión.

El problema radica en que las bacterias que producen el mal aliento son anaerobias; es decir, que se reproducen y se potencian cuanto menos oxígeno existe. Dicho esto, es fácil entender que una mascarilla que nos tapa nariz y boca provoca que el aire fluya menos y la cantidad de oxígeno disminuya considerablemente.  

Por otro lado, al hablar con la mascarilla los restos de saliva quedan impregnados en la misma y, al secarse, también provocan olores.

No obstante, la mascarilla no es la causante del mal olor que sentimos sino el uso prolongado de la misma más allá de las recomendaciones de los distintos fabricantes; así, por ejemplo, una mascarilla de tipo quirúrgico tiene una vida útil no más de cinco horas, por lo que sobrepasar estas indicaciones provoca saturación y deja de filtrar de forma eficiente, lo que conlleva lógicamente a que aparezcan olores desagradables. Las conocidas como FFP2 suelen mantener su efecto unas 24 horas.

Pero si tenemos que nominar el mayor causante del mal olor es la “halitosis” (mal aliento).

Mascarillas vs Halitosis 

Como profesionales de nuestra clínica dental en Sevilla  Dr. Calvo desvelamos a continuación cómo se produce la halitosis y cómo evitarla. 

Vamos a centrarnos, exclusivamente, en su relación con el uso de la mascarilla.

Según las estadísticas, aproximadamente un 30% de la población adulta sufre de halitosis; lo que sucede es que la implantación de la mascarilla está llevando a que muchas personas descubran y sean conscientes, ahora, que la padecen; es decir, las mascarillas nos están sirviendo para detectar que sufrimos, seguramente, un problema de higiene y salud dental; aunque no hay que desechar otros orígenes como la diabetes, problemas renales y gástricos o el tabaco.

No obstante, el 90% de los causas del mal aliento es una mala higiene dental, producido por unas bacterias alojadas en la zona posterior de la lengua que producen deshechos malolientes como resultado de la fermentación bacteriana de proteínas y aminoácidos de la saliva, de la sangre y de los restos de alimentos alojados en dientes, encías y lengua.

¿Cómo prevenir el mal aliento?

Como profesionales odontólogos lo tenemos bastante claro, combatir las causas que lo producen:  

  • En primer lugar, por supuesto, llevar a cabo una correcta higiene bucodental.
  • Mantener la boca hidratada ya que la sequedad provoca no sólo el mal aliento sino que también potencia enfermedades periodontales.
  • Controlar las posibles infecciones bucales ya que también lo originan.
  • Es difícil, pero el tabaco es muy mal compañero para nuestra salud bucal.
  • No abusar del café o del alcohol, así como de alimentos azucarados.
  • Cuidado con las dietas bajas en hidratos o de alto contenido en grasas

Quizás te interese leer  La importancia del enjuague bucal

¿Qué hacer si tengo mal aliento?  

Desde nuestra clínica dental Dr. Calvo, insistimos en que si detectas que tu mal aliento es prolongado y que no se debe a la ingesta puntual de ciertos alimentos que lo producen, debes visitarnos para establecer cuál o cuáles son las causas que lo producen y ofrecerte una solución. Posiblemente, con una simple limpieza bucal y una adecuada higiene dental el problema quede resuelto. 

De todas formas, la mejor forma de combatir la halitosis es dedicar mayor tiempo al cepillado de nuestra boca, con enjuages bucales tres veces al día y, por supuesto, con las revisiones que desde nuestra clínica te planteemos si precisas de un proceso específico, como pudiera ser, por ejemplo, un tratamiento de las encías.

Consejos para el mal aliento

  • Sigue las indicaciones de uso del fabricante de mascarillas, sobre todo, la referente a su vida útil.
  • El uso del chicle provocará una mayor salivación pero es un remedio de efecto breve; no va a curarnos el mal aliento, simplemente lo disfrazamos con otro. No es una solución terapéutica. Su abuso puede conllevar también a causarnos gastritis ya que, al salivar, nuestro estómago fabrica ácidos porque cree que va a obtener alimento y, al final, acabará produciendo mal olor de boca.
  • No te obsesiones con productos comerciales milagrosos e interésate por descubrir  la causa que provoca ese mal olor de tu cavidad bucal. 
  • La higiene dental nocturna puede ser la más importante ya que, al dormir, producimos una menor cantidad de saliva; así que no te saltes la cita con tu boca antes de ir a dormir.

Por último, en nuestra clínica dental en Sevilla Dr.Calvo, sabremos orientarte a qué profesional debes acudir si las causas de tu mal aliento no proceden de tu boca. Existen otras patologías que también producen halitosis y que deben ser tratadas por otros especialistas. No dudes en consultarnos porque vamos a ayudarte.

Y como siempre, los profesionales dentistas Dr.Calvo estamos a tu disposición aplicando todas las medidas de seguridad que exige esta crisis. 

Quizás te interese leer  Protocolo COVID en Clínica Dr. Calvo

Recuerda:

No dudes en contactar con nosotros para cualquier problema de salud dental. En nuestra clínica dental en Sevilla, te orientaremos y sabremos ofrecerte, como siempre,  la mejor solución a tu problema.

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Foto de Anna Shvets en Pexels

¿Hilo dental o cepillo interdental?

Ahora que la pandemia del COVID-19 empieza a darnos una tregua y empezamos a volver a cierta normalidad, tenemos que retomar asuntos importantes relacionados con la higiene de nuestra boca y la limpieza interdental.

¿Te has planteado cómo mejorar tu higiene bucal en tu día a día? Te contamos si es mejor usar la seda dental o esos cepillitos que limpian entre los dientes.

Ante la proliferación de productos sobre herramientas bucales y sus aplicaciones, en esta entrada queremos ayudarte a que conozcas más a fondo tanto las características como las ventajas y desventajas de dos instrumentos bastantes comunes en la limpieza bucal: la seda dental y el cepillo interdental.

Antes que nada, vamos a situar el fin de estos dos productos, que no es otro que la eliminación de placa bacteriana y restos de alimentos para prevenir enfermedades. Ya sabemos que los cepillos tradicionales cumplen la función básica de la higiene bucal, pero necesitamos, para cumplimentar el proceso, estas herramientas para una limpieza más efectiva, así como el uso posterior de un colutorio.

¿Cuándo elegir hilo dental o cepillo interdental? 

Recuerda que en nuestra Clínica Dental Dr. Calvo, en Sevilla, te daremos la recomendación más adecuada para tu boca; no obstante, seguidamente, te ofrecemos unas indicaciones básicas sobre el uso de cada uno de estos productos.

  • La seda o hilo dental está recomendada para personas cuyo espacio interdental es mínimo. Existen distintas variedades de hilo dental: con cera, aconsejado cuando apenas existe espacio porque resbala mejor; de cinta, superflos… Te explicamos los tipos de seda dental:
    • Hilo (seda trenzada). Es el tradicional, es barato y fácil de encontrar. Tienen la propiedad de poder ir impregnados en sustancias como: cera (pasa mas fácil), flúor (para evitar caries) y clorhexidina (para desinfectar y mantener las encías mejor)
    • Cinta (teflón monofilamento). Está formada por un solo filamento que no se deshilacha (de teflón o polietileno), lo que hace que penetre fácilmente en el espacio que hay entre los dientes. Resbala muy fácilmente y es muy fino pero no lleva impregnación de cera o similares.
    • Superflos. Tienen los extremos duros (de plástico) para pasarlo entre los dientes y brackets. Sobretodo se utilizan para debajo de prótesis fijas (puentes fijos y coronas) y aparatos de ortodoncia.
  • El cepillo interdental o cepillo interproximal es fácil reconocerlo entre la gran gama de cepillos existentes, ya que es más pequeño y de forma cilíndrica. Está formado por unos filamentos cónicos, insertados en una base plástica o metálica y dispuestos en forma radial o espiral. Su uso está recomendado para los casos donde el espacio interdental es mayor, reconocible a simple vista. También existen diversos tamaños de cepillos según el espacio entre los dientes; a mayor tamaño, mayor cepillo. Otra de las características que algunos de estos cepillos tienen, es estar recubierto de clorhexidina, un antiséptico que impide que las bacterias se adhieran a los filamentos. También existen cepillos curvos con forma de 7 y los rectos articulados con mango blando que, a diferencia de la seda (que entra desde arriba del diente), éstos tienen que entrar desde el lateral.

Como verás, ambos cumplen el mismo objetivo pero según el espacio interdental. Ambas herramientas de higiene bucal, además de eliminar residuos y prevenir enfermedades en dientes y encías, pulen la superficie dental y ayudan a disminuir el mal aliento.

Comparación: hilo dental vs cepillo interdental

Veamos, a continuación, varios aspectos de cada uno de ellos:

  • El uso: Además de lo ya expuesto anteriormente, habría que añadir que en caso de pacientes con implantes, ortodoncias o cualquier otro tratamiento lo recomendable es el uso del cepillo interproximal.
  • La duración del producto: Los cepillos interproximales suelen distribuirse en paquetes de aproximadamente unas cinco unidades e, igual que el cepillo tradicional, los desecharemos cuando su forma empiece a deteriorarse. La seda dental suele dispensarse en envases en cuyo interior se encuentra enrollada y, dependiendo de la marca, los encontrarás de 25 m. o 50 m.  En cada uso se utiliza aproximadamente unos 45 cms., desechándose posteriormente. 
  • La eficacia: El cepillo, además del espacio interdental alcanza la parte interproximal, por lo que evita placa, sarro y caries de forma más efectiva. Por otro lado, la seda dental tiene el hándicap de la propia anatomía o disposición de los dientes; es decir, mientras que para la limpieza de los incisivos es fácil, para el resto de espacios su uso queda más limitado, por lo que su efectividad queda más reducida.
  • El cuidado: La seda dental no requiere ninguno, ya que tras su uso se desecha. En cuanto al cepillo, pues el mismo tratamiento que el cepillo tradicional; esto es, el aclarado posterior a su uso y, en su caso, la colocación de la capucha. Tanto uno como otro deben permanecer en un sitio limpio.

Conclusiones:

  • Aún teniendo el mismo objetivo, las aplicaciones del cepillo interdental son bastantes mayores que las de la seda dental; sobre todo, en pacientes con tratamientos dentales. 
  • En cuanto a la duración y al cuidado, la seda dental aporta más ventajas que el cepillo. 
  • El cepillo, por el hecho de llegar a más sitios, presenta una efectividad mayor que la seda dental.
  • En cuanto a comodidad, la seda dental puede usarse en cualquier parte o momento de forma más fácil que el cepillo.
  • En cuanto a lesiones, los dos pueden provocar heridas si se hace de ellos un uso inadecuado.

Consejos para limpieza interdental:

Como siempre, desde nuestra visión de odontólogos, te ofrecemos unos consejos que nunca viene mal tenerlos presentes:

  • Es recomendable, tanto para la seda dental como para el cepillo interproximal, utilizarlo como mínimo una vez al día; aunque si se usa después de cada comida, todavía mejor.
  • El uso inadecuado de estos productos  pueden causarte lesiones que hay que vigilar porque pueden convertirse en infecciones. Para la seda dental pueden ser pequeños cortes en las encías cuando se aprieta demasiado para alcanzar todas las zonas. En el caso del cepillo, una presión excesiva también puede dañar las encías e, incluso, el propio esmalte del diente.
  • La higiene diaria es la mejor arma para una correcta salud bucodental. El uso de las herramientas adecuadas y las visitas periódicas al dentista constituyen la mejor prescripción para tu boca

Quizás te interese leer:   Cómo cepillarse los dientes correctamente

En nuestra Clínica Dental Dr. Calvo, nos tendrá a tu disposición para cualquier consulta o duda que tengas. Te esperamos.

   “La limpieza interdental es otro aspecto importantísimo de tu salud bucal”

¡Cuídala, cuídate!

Recuerda:

No dudes en contactar con nosotros para cualquier problema de salud dental. En nuestra clínica dental en Sevilla, te orientaremos y sabremos ofrecerte, como siempre,  la mejor solución a tu problema.

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Protocolo contra COVID-19 Clínica Dr. Calvo [Infografía]

Debido a la lógica confusión existente sobre apertura, funcionamiento y medidas de seguridad de entidades profesionales con motivo de las fases de desescalada por el coronavirus, desde nuestra Clínica Dental en Sevilla Dr. Calvo, pretendemos ofrecer en esta entrada un mensaje tanto de claridad como de tranquilidad a nuestros clientes, explicando detalladamente cómo gestionamos todos estos aspectos y nuestro protocolo contra COVID-19

Antes que nada, subrayamos que los centros médicos así como las clínicas dentales ya estamos familiarizados con los protocolos sobre seguridad e higiene laboral, ya que la salud constituye el eje esencial de nuestro trabajo. Por ello, el uso de todos estos elementos, tan desgraciadamente en boga hoy día, como mascarillas, guantes, batas, etc., es algo que en nuestro trabajo diario ya estaba implementado en nuestros protocolos profesionales.

Dicho esto, los temores por acudir a nuestra consulta odontológica carecen de sentido, en tanto las garantías que ofrecemos los centros sanitarios son más seguras, sin lugar a dudas, que las que puedan ofrecer otros servicios como supermercados, peluquerías, ferreterías, etc.. En definitiva, queremos transmitirte que el miedo, aún entendiéndolo, no debe suponer la no continuidad en los tratamientos dentales.

No obstante, también hemos ampliado nuestro protocolo normal de actuación con una serie de normas específicas para evitar la posibilidad de contagio de esta pandemia del Covid-19.

¿Cuál es el protocolo contra COVID-19 durante esta crisis?

  • Todas las actuaciones, durante esta crisis, se realizarán bajo cita previa.
  • Existe aforo limitado de pacientes en nuestras instalaciones
  • Las medidas de distancia de seguridad están plenamente establecidas.
  • Con respecto a los pacientes:
    • Se efectúa un triaje telefónico, previo a la cita, donde se descartan tratamientos a pacientes con sintomatología compatible con COVID-19.
    • Sobre las las normas de acceso:
      • Asistencia individual, sin acompañamiento, excepto menores y personas discapacitadas.
      • Acudir sin accesorios como pueden ser relojes, pulseras, pendientes, colgantes, etc..
      • Venir, si es posible, directamente desde casa, evitando el paso por otros negocios que pudieran contaminar.
  • El acceso a nuestras instalaciones dispone del siguiente acondicionamiento:
    • Alfombrilla con solución
    • Termómetro para control de temperatura
    • Desinfectante para zapatos.
    • Cubrezapatos, gel hidroalcohólico y guantes
  • Otros métodos de protección introducidos
    • Pantallas para la atención de pacientes tanto en la recepción como en el despacho
    • Sistema de descontaminación en el aire acondicionado
    • Fumigación continua de las zonas con desinfectante no dañino para las personas
  • Sobre el personal de nuestra clínica dental
    • Los profesionales están dotados de todos los Equipos de Protección Individual legales y acordes tanto a nuestra profesión como a la adaptación extra para combatir cualquier virus:
      • Uso de batas estériles
      • Doble mascarilla para evitar la contaminación propia y la de los pacientes (efecto doble protección)
      • Doble guante para mayor control
      • Gafas protectoras y pantallas para eludir el contacto directo con pacientes
      • Tratamiento especial para todas las superficies y mobiliario donde realizamos nuestro trabajo y os atendemos.

Esperamos que este listado de medidas pueda ofreceros la tranquilidad y seguridad que necesitáis y, como siempre, sabed que estamos a vuestra disposición para cualquier duda o consulta que os pueda surgir.

No dejes que el COVID-19 destruya tu sonrisa por el miedo.

Recuerda:

No dudes en contactar con nosotros para cualquier problema de salud dental. En nuestra clínica dental en Sevilla, te orientaremos y sabremos ofrecerte, como siempre,  la mejor solución a tu problema.

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Consejos y medidas de higiene bucal contra COVID-19

En estas fechas en las que nos encontramos confinados y donde muchas personas conviven, incluso, en estado de aislamiento con su familia por ser positivos en COVID-19, desde nuestra Clínica dental en Sevilla Dr. Calvo, entendemos que es nuestra obligación ofrecer cuáles deben ser las medidas, en el entorno bucal, tanto de higiene como de desinfección para evitar la transmisión entre los miembros que conviven en el mismo recinto. 

¿Qué es el COVID-19?

Siendo conscientes de toda la información vertida sobre este virus (COVID-19, SARS-COV2 coronavirus), queremos dejar, no obstante, una breve reseña sobre su composición. Son tres sus elementos esenciales:

  • El propio material genético del virus (ARN).
  • Una membrana que protege el material genético y lo ayuda a colonizar otros tejidos y está formada por una capa de grasa. 
  • Proteínas con las que se adhiere sobre distintas superficies que, a su vez, son capaces de replicar el virus. 

¿Cómo se contagia el COVID-19?

Al igual que otras enfermedades de las vías respiratorias (gripes, resfriados…), este virus se transmite, entre las personas, por mediación de las partículas que salen despedidas cuando se tose o se estornuda..

Más científicamente, el virus infecta a través de los receptores ECA2 que se encuentran en las células de los alveolos pulmonares (de ahí la insuficiencia respiratoria); así mismo, también en la boca y, más particularmente, en la lengua, constituyendo ésta un depósito muy proclive para el virus.

Es por ello, que hay que ser especialmente cauteloso a la hora de tomar las suficientes medidas higiénicas en lo concerniente a la higiene bucal frente al COVID-19, tanto para impedir un contagio como una reinfección. 

¿Qué pautas de higiene bucal hay que llevar frente al COVID-19?

Los siguientes consejos, aunque ya muchos de ellos conocidos, pueden ayudarte a no contraer o propagar el coronavirus.

Sobre el cepillo de dientes

No hay que decir que es el elemento más importante para la higiene bucal, previniendo enfermedades dentales y manteniendo la boca sana; pero las cerdas de los cepillos pueden contaminarse fácilmente tanto con los microorganismos presentes en la cavidad bucal como por otros patógenos, especialmente cuando el lugar es húmedo y dispone de poca ventilación. 

Por todo lo anterior, te detallamos a continuación cómo proteger tu cepillo:

  • Después de cada uso, aclarar bien el cepillo y eliminar el exceso de agua, ya que los microorganismos aparecen en condiciones cálidas y húmedas.
  • Utilizar cepillos con capucha provistas de rejillas de aireación; de esta manera se protegen las cerdas de posible contaminación y guardarlos siempre en posición vertical, lo que va a facilitar su secado.
  • En la medida de lo posible, no colocar los cepillos de los miembros de la familia en un mismo recipiente, ya que puede producirse la denominada “contaminación cruzada”
  • Cambia tu cepillo de dientes (o el cabezal) de forma regular; incluso antes del desgaste de los filamentos; ya que un cepillo gastado no cumple la función que debe; además de ayudar a prevenir la propagación de bacterias.
  • Ni que decir tiene que NO debes compartir jamás un cepillo de dientes; por eso, ya te decíamos que ni siquiera deben almacenarse en el mismo vaso. 
  • Por supuesto que debes cambiarlo por otro nuevo siempre que hayas padecido el coronavirus, evitando de esta manera transmitir a los que conviven contigo el virus, en tanto se desconoce la capacidad de reinfección que tiene el mismo.

Limpieza interproximal y limpieza lingual

Ya sabes que, además, de un perfecto cepillado, es preciso realizar otras acciones para conseguir una limpieza bucal completa. 

  • Higiene interproximal: Es fundamental limpiar el espacio entre los dientes, por lo que se recomienda el uso de las herramientas necesarias para evitar la acumulación de placa bacteriana (hilo dental, cepillos interproximales e irrigadores). 
  • De la misma forma, es de suma importancia proceder a la limpieza lingual mediante limpiadores específicos para ello que eliminen los patógenos que radican en la lengua, evitando así su proliferación.

Sobre la pasta dental y los colutorios 

No nos extenderemos en este epígrafe al haber sido ya tratado en ocasiones anteriores, pero sí unas recomendaciones básicas con respecto a tener la máxima protección de cara al coronavirus.

Quizás te interese leer: La importancia del enjuague bucal. 

Como profesionales dentistas, te recomendamos dentífricos y colutorios que contengan principios activos antisépticos (clorhexidina, cloruro de cetilpiridinio, hexetidina y  triclosan).

Asimismo el uso de pasta dental con flúor y cepillarse diariamente, como mínimo, dos veces al día, siendo una de ellas a última hora de la noche.

El uso de colutorios van a ayudarnos a minorar microorganismos de nuestra boca. Para el caso que nos trae sobre el coronavirus, consideramos bastante importante realizar enjuagues bucales tres veces al día con productos que contengan Yodopovidona, cloruro de cetilpiridinio, peróxido de hidrógeno y aquellos que contienen aceites esenciales y alcohol. Precisamente el cloruro de cetilpiridinio (CPC),contiene propiedades que actúan sobre la envoltura de la grasa del virus. 

Realizar gárgaras puede suponer también una acción preventiva para las vías respiratorias.

Recuerda que los enjuagues bucales deben usarse puros, sin diluir y que en el mercado existen productos con solución de colutorio en formato de spray, aconsejable para cuando se sale de casa. Para más información sobre estos productos, consúltanos en nuestra Clínica dental en Sevilla, donde te asesoraremos sobre los más indicados para tu caso.

Otros consejos de higiene para el Covid-19

  • Aunque se trate sólo de estudios, el virus podría también propagarse a través de las deposiciones, por lo que es aconsejable cerrar la tapa del inodoro antes de vaciar la cisterna. Con esta acción estaremos dando otra protección extra a nuestros elementos de higiene bucal. 
  • Toda limpieza es precisa, pero extremar las precauciones en los aseos y baños se hace, en estos momentos, más necesaria que nunca. Por ello, te aconsejamos mantener la mayor pulcritud en todas sus superficies, usando productos a base de cloro.
  • Siempre te invitamos a mantener visitas regulares a nuestra servicio profesional de odontología, pero en estos momentos de tantas dudas y temor, es aconsejable que lo hagas sólo para casos de urgencias y siempre bajo cita previa. Todos los esfuerzos en protegernos son pocos.

Te dejamos un enlace de “Información para la ciudadanía del ministerio de Sanidad”, que se actualiza periódicamente: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/ciudadania.htm

Los profesionales dentista de nuestra Clínica Dental en Sevilla Dr. Calvo, te invitamos a quedarte en casa y a seguir aplaudiendo con la mejor de las sonrisas.

Recuerda:

No dudes en contactar con nosotros para cualquier problema de salud dental. En nuestra clínica dental en Sevilla, te orientaremos y sabremos ofrecerte, como siempre,  la mejor solución a tu problema.

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Sin manchas en los dientes esta Navidad: alimentos y bebidas a evitar


Es evidente que el blanco natural de nuestros dientes ayuda a expresar una bella sonrisa. Pues bien, en esta entrada te detallamos aquellos alimentos y bebidas generan manchas en los dientes y perjudican el color natural. También te mostraremos aquellos otros que, por el contrario, nos benefician.

Las causas de las distintas coloraciones en la dentadura vienen ligadas al tipo de alimentos que tomamos. A todos nos gusta poseer unos dientes blancos y relucientes; para ello, además de saber dosificar la ingesta de alimentos perjudiciales es preciso mantener una buena higiene dental

Hay que subrayar que el elemento que más perjudica a los dientes es la “bebida” ya que, precisamente por su estado líquido, es capaz de penetrar mejor y más rápido por los poros del esmalte; por otro lado, es mayor la cantidad de lo que bebemos a lo que comemos.

Reseñamos también que no todos tenemos la misma composición en el esmalte de nuestros dientes, por lo que habrá personas a las que este tipo de alimentos afecte más que a otros.

¿Cuáles son, entonces, los alimentos que crean manchas en los dientes?

En nuestra Clínica dental en Sevilla disponemos de amplia información sobre el proceso bioquímico que hace que estos productos dañen nuestra dentadura; no obstante, podríamos resumir que son aquéllos que contienen un mayor índice de ácidos, colorantes y azúcares en su contenido. 

Alimentos y bebidas que más manchan los dientes: 

  • Vino: Quizás, el más potente de todos, ya que posee tres elementos que agreden la blancura de los dientes: los taninos, la acidez y sus cromógenos (que producen coloraciones). Existen muchas clases de vinos, siendo el vino tinto el más perjudicial de todos. El vino blanco es más aconsejable.
  • Café: El más conocido de todos ellos y , posiblemente, el más extendido.  En este caso, son los cromógenos los causantes de su capacidad de manchado.
  • Té: Al igual que sucede con el vino, es el té negro el más dañino de todos, seguido del té rojo. Sus taninos suelen amarillear la dentadura. El té blanco y el verde son menos agresivos.
  • Bebidas azucaradas y gaseosas: Ni que decir tiene que, en este tipo de producto, es el azúcar el elemento causante de la degradación del blanco natural de los dientes, además de provocar caries. Por otro lado, la irrupción de los refrescos energéticos en la ingesta por parte de jóvenes y, sobre todo, de deportistas, está haciendo estragos en el esmalte de sus dentaduras, motivado por el gran índice de ácidos que contienen.  El uso de pajitas para la bebida de refrescos evita el contacto directo con el diente. ¡Algo es algo!
  • Salsas: Se desaconseja el abuso de la salsa de soja, debido a sus componentes decolorantes. La elaboración de salsas propias reduce el peligro y es más sano.
  • Frutas y verduras: Ante lo inofensivo de su apariencia, existen productos de esta categoría muy capaces de manchar nuestros dientes debido  a su potente pigmentación. Básicamente son las cerezas, las moras, los arándanos y la remolacha. Otro grupo lo conformaría los frutos cítricos por su acidez.
  • El vinagre de Módena  también es desaconsejable su uso habitual.
  • Zumos de frutas industriales Los productos conservantes que contienen constituyen también un enemigo para el color natural de los dientes. Ya sabéis, ¡a preparar zumos naturales!
  • Comidas con colorantes artificiales.
  • Chucherías y golosinas: Poco que decir, todo el mundo lo sabe. Su alto contenido en azúcares y colorantes producen, no sólo manchas en la dentadura sino también, un alto riesgo de producir caries.

¿Qué otros productos pueden dañar los dientes?  

  • En primer lugar y, sin lugar a dudas, el tabaco. Los múltiples aditivos, además de la propia nicotina, no solo causan coloración dental sino que dañan fuertemente al esmalte por la eliminación de oxígeno.
  • Enjuagues bucales: Hay que evitar aquéllos que contengan clorexidina; a excepción de prescripción o consejo del dentista profesional; como puede ser, por ejemplo, su uso tras una intervención quirúrgica. Para el uso cotidiano se aconseja cualquier otro que no contenga este elemento. 

Te puede interesar leer: La importancia del enjuague bucal

¿Cuáles son los alimentos que benefician el blanco de los dientes? 

  • Lácteos: Todos los derivados de la leche. El porqué hay que buscarlo en dos cuestiones básicas; por un lado, el calcio que siempre va a ayudar a proteger el diente y, por otro lado, el ácido láctico que favorece, en gran manera, la producción de saliva. 
  • Frutas y verduras: Obviando, como es lógico, las mencionadas anteriormente por su pigmentación, la ingesta de estos productos es muy recomendable. Destacaremos que mientras más fibrosos sean, más beneficios otorgan, ya que ejercen de limpiador natural de la dentadura y provocan también la segregación de saliva. ¿Cuál es el fruto rey de todos? Sin lugar a dudas, la manzana como fruta. En el terreno de las verduras se recomienda el apio, la coliflor y las espinacas, entre otros.

Consejos para evitar manchas en los dientes en fiestas navideñas:

Como dentistas profesionales, siempre ofrecemos unos consejos relacionados con el tema que tratamos. 

  • Lo mejor, la prevención y el no abuso de estos productos.
  • Evidentemente, la higiene bucal; es decir, un correcto cepillado con un dentífrico adecuado y el uso del enjuague bucal tras el consumo de estos alimentos, dejando transcurrir aproximadamente un cuarto de hora para que nuestra propia saliva realice su función. 
  • Complementariamente, siempre bajo la supervisión del profesional dentista, podrían usarse pastas blanqueadoras que, lógicamente, ayudarán a la eliminación de las manchas. 

Te puede interesar leer: Consejos sobre salud dental

Recuerda:

En nuestra clínica dental en Sevilla, Doctor Calvo, te asesoramos siempre, de la mejor manera, para el cuidado de tus dientes y sabremos diseñar el tratamiento de blanqueamiento más adecuado a tu dentadura.

En estas Navidades, come sano, cuida tus dientes y disfruta.

¡Felices fiestas!

No dudes en contactar con nosotros para cualquier problema de salud dental. En nuestra clínica dental en Sevilla te orientaremos y sabremos ofrecerte, como siempre,  la mejor solución a tu problema.

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

La importancia de la osteointegración

Te explicamos en qué consiste la osteointegración y por qué es importante explicado por los dentistas de nuestra clínica dental en Sevilla.

Hoy, tratamos en nuestro blog sobre osteointegración, este extraño término que suele suscitar dudas a nuestros pacientes.

En esta entrada queremos dar a conocer su importancia mediante el desarrollo de los cuidados a tener en cuenta y, en la medida de lo posible, despejar cuantas incógnitas pudiera generar.

¿Qué es la osteointegración ?

Básicamente la osteointegración es un proceso de evolución consistente en la fusión o cicatrización de un hueso con un implante. Como estamos en una clínica dental, nos referimos a los implantes dentales. Es evidente que estamos alojando un material proveniente  de fuera (titanio) en nuestro cuerpo; de ahí que se precise de un tiempo para que nuestros huesos asimilen e integren el implante dental.

Es cierto que estos elementos presenta unas propiedades que resultan bastantes compatibles para este tipo de soluciones dentales, al poseer una composición química resistente a la oxidación, así como a su ligereza. 

En definitiva, este proceso acabará consolidando el implante dental en nuestra boca de forma sólida y duradera. Como si de una nueva raíz se tratase. 

Dicho de otra manera más llana, la osteointegración es el tiempo que hay que esperar para colocar los dientes definitivos.

¿Existen fases en proceso de osteointegración? 

Siempre y cuando no haya que recurrir a una cirugía para recomponer el maxilar por la falta de hueso, el programa comienza con lo conocido como implantología de carga inmediata; esto es, colocar una prótesis provisional fija en menos de 48 horas, siendo el proceso el siguiente:

  1. Colocación de la raíz de titanio (u otro elemento) del implante.
  2. Aproximadamente en 24 horas, empieza a generarse un tejido que interacciona con el implante. 
  3. Durante un par de meses, este tejido comienza a consolidarse (osificación).
  4. En el último período del proceso (de 3 a 4 meses) se produce la fase de mineralización, donde la estructura ósea cristaliza en la raíz artificial. 

A partir de este momento, es cuando puede procederse al cambio de los dientes provisionales por los definitivos. 

Factores a tener en cuenta antes y durante el proceso de osteointegración

Puede decirse que los factores a considerar en el proceso de osteointegración son de carácter preventivo y externos al proceso; ya que éste evoluciona biológicamente si todo se ha ejecutado de manera correcta. 

En concreto, podríamos establecer los siguientes:

  • Respecto a la Clínica Dental:
    • En primer lugar, el tratamiento debe certificar la idoneidad formativa del profesional que lo realiza.
    • La Clínica debe contar con un estricto reglamento procedimental sobre el instrumental y las dependencias con referencia a la desinfección y esterilización.
    • Haber realizado una planificación adecuada del tratamiento.
  • Respecto a los materiales:
    • Que hayan superado los requisitos clínicos establecidos, incidiendo en su biocompatibilidad.
  • Respecto a los pacientes:
    • La existencia de un estudio previo que contemple protocolos de actuación en los casos de pacientes que tomen medicaciones y/o enfermedades específicas. Este podría ser el caso de los diabéticos así como el control en el caso de existencia de enfermedades periodontales o de las encías; éstas deben estar totalmente controladas antes de proceder a realizar el implante.

Quizá te interese leer: «Salud bucal en pacientes diabéticos»

Consejos a tener en cuenta:  

Es evidente que durante este proceso se hace necesario mantener una serie de cuidados para que el implante quede perfectamente fijado en el hueso:

  • En primer lugar, la higiene bucodental se convierte en imprescindible, en tanto hay que evitar posibles infecciones que perjudiquen la osteointegración. Una buena osteointegracion necesita de una boca con el menor numero de bacterias posibles, esto reduce casi por completo la posibilidad de sobreinfecciones de la zona tratada. 
  • Si eres fumador debes saber que el tabaco interviene muy negativamente en la integración del implante con el hueso; en tanto frena el cicatrizado y multiplica las posibilidades de contraer infecciones. 

Quizá te interese leer: «Fumar con implantes dentales»

Para cualquier tema que no te haya quedado claro en esta entrada, no dudes en contactar con nosotros. Como dentistas profesionales resolveremos cualquier inquietud o duda personalmente.  

En Clínica Dental Doctor Calvo, contamos con una avanzada tecnología, con materiales de alta calidad y un equipo profesional acreditado, donde te informaremos de las mejores soluciones para tu boca.

No dudes en contactar con nosotros para cualquier problema de salud dental. En nuestra clínica dental en Sevilla te orientaremos y sabremos ofrecerte, como siempre,  la mejor solución a tu problema.

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Problemas dentales por estrés

Te explicamos riesgos, consecuencias y consejos derivados de problemas dentales por estrés explicados por los dentistas de nuestra clínica dental en Sevilla.

¿Qué es el estrés y cuáles son sus causas? 

Según el Consejo General de Psicología de España el estrés es el proceso que se pone en marcha cuando se percibe una situación o acontecimiento como amenazante o desbordante de sus recursos”. Las causas que pueden desencadenar el estrés responden a estímulos de diferente naturaleza. La realidad es que un 42% de los españoles sufre estrés con frecuencia; es decir, nos encontraríamos en torno a 12 millones de personas que en España han sufrido sus consecuencias

Los problemas laborales se sitúan como la mayor causa del mismo; siendo los estudiantes el colectivo más afectado. Por edades, los menores de 45 años y por sexo, sin dudas, las mujeres lo padecen más: una de cada dos.

Ya sabemos que el estrés redunda directamente sobre nuestra salud, pero lo más lamentable es que cuando lo detectamos nuestro estado de salud ya está afectado.

¿Cómo reaccionamos ante el estrés?

El problema radica en saber identificarlo a tiempo a fin de tomar medidas, pero desgraciadamente son sus síntomas los que hacen diagnosticarlo de forma tardía. Normalmente, lo primero que hace alguien que padece estrés es abandonar los hábitos normales tanto de alimentación como de ejercicios y sustituirlos por actitudes compulsivas que no generan más que efectos negativos (comidas a deshoras, despreocupación de controles médicos, tendencia al tabaquismo, etc.)

A nivel científico, la enciclopedia médica nos dice que el estrés es capaz de que nuestro cerebro genere la liberación de ciertas hormonas que se incorporan al corriente sanguíneo y, a partir de ahí, el cuerpo reacciona de diferentes formas (aumento de pulsaciones, aparición de contracturas musculares, dificultades respiratorias…); en definitiva, todo un caos para nuestra salud.

Si te está gustando esta entrada sobre problemas dentales por estrés, te puede interesar leer: 10 ENFERMEDADES DENTALES MÁS FRECUENTES

¿Y cuáles son las consecuencias para nuestra boca que puede originar el estrés?

Lógicamente, el desánimo emocional y los efectos físicos del estrés también  afectan a la salud bucodental. A continuación, os relacionamos las enfermedades bucales relacionadas con este problema:

  •  El Bruxismo: Es durante la noche, mientras dormimos, que el estrés se manifiesta de forma inconsciente, haciendo que rechinemos los dientes superiores con los inferiores, manteniendo apretadas las mandíbulas. Este hecho conlleva diferentes consecuencias: el desgaste de  piezas dentales, dientes torcidos e, incluso, dolor dental a la hora del cepillado. Además de lo anterior, puede producir llagas en la lengua y la elongación de los músculos de las mandíbulas. 
  • Desórdenes de la articulación temporo mandibular (ATM): Un aumento del estrés y, por tanto, aumento de la frecuencia y fuerza muscular a largo plazo predispone a problemas de las articulaciones y de los cóndilos.
  • Las Caries:  ¿Es posible que el estrés pueda producir caries? La respuesta es que sí. Como ya hemos dicho antes, los malos hábitos alimenticios y el tabaco pueden producir que nuestra saliva contenga en su PH un nivel de acidez por encima de lo habitual, atacando al esmalte de la dentadura y produciendo las caries. 
  • Sensibilidad y dolor dental: Como consecuencia de las prisas y la falta de atención que produce el estrés, nuestra limpieza bucal también puede producir cierto abandono o cuidado, lo que  unido al cortisol (una de las hormonas del estrés) provocará la acumulación de resíduos en las encías con la consecuente inflamación  y sangrado. Igualmente, el estrés puede originar problemas de periodontitis, tanto por efecto del rechinado de dientes que desgasta el esmalte y deja la dentina al descubierto, provocando el dolor dental y, posiblemente, la pérdida del diente. 
  • Herpes: La aparición de herpes y llagas, tanto en labios como en la lengua, es otro de los efectos del estrés; en este caso, relacionado con el grado de ansiedad al que podemos estar sometido. A mayor grado de estrés las defensas de nuestro cuerpo son menores y la posibilidad de proliferación de bacterias es mayor. 
  • Xerostomía: Así como un estado de nerviosismo aumenta la salivación en boca. Un estrés crónico puede provocar lo contrario, sequedad bucal. Esto conlleva múltiples problemas en boca como: deterioro de la calidad de los tejidos como las encías y la mucosa yugal (carrillos). Predispone al aumento de llagas y su sobreinfección; y también aumento en el número de caries y su velocidad de aparición. La clave es que la saliva nos protege por su hidratación y por la cantidad de anticuerpos que lleva.
  • Cáncer oral: Como hemos comentado antes, el estrés alarma nuestro sistema de hormonas y algunas de ellas en grandes cantidades y de tiempo prolongado, está demostrado que predispone a la aparición de cáncer. Siendo en estos casos los más frecuentes en lengua y mucosa yugal.

¿Qué hacer con mi boca si tengo estrés?

Para realizar un tratamiento bucodental preventivo provocado por el estrés, estaremos de acuerdo que, en primer lugar, hay que gestionar cómo debilitar la ansiedad provocada por éste. Lo normal sería encontrar el origen del mismo y combatirlo con  hábitos saludables, terapias profesionales y ejercicios físicos.

Una vez que hemos sido capaces de apartar el estrés de nuestra vida, es la hora de visitar nuestra Clínica dental en Sevilla, donde analizaremos qué secuelas nos ha dejado el estrés y cómo combatirlas.

Consejos de cómo cuidar tu salud bucodental si has padecido estrés

Y como siempre, como tus dentistas de confianza, nuestros apuntes para ti:

  • Antes que nada, contactar con nuestra clínica dental en Sevilla para detectar posibles problemas y asegurar que no se agraven.
  • Volver  a los hábitos saludables de alimentación, evitando los excesos de ácidos y azúcares; así como el consumo de productos nocivos para nuestra boca y, por supuesto, el tabaco.
  • Ejercitar el cuerpo regularmente mediante actividades físicas. 
  • Realizar ejercicios para relajar las articulación de cuello y ATM.
  • Para un mayor control muscular y eliminar grandes desgastes de los dientes realizar una férula de descarga, que evitará grandes problemas como fracturas dentales, desgastes severos e inflamaciones de encía.

No dudes en contactar con nosotros para cualquier problema de salud dental. En Clínica Dr. Calvo te orientaremos y sabremos ofrecerte, como siempre,  la mejor solución a tu problema.

¿Sufres de problemas dentales por estrés?

PIDE TU CITA AQUÍ

La importancia del enjuague bucal

Ya sabemos que, para una buena higiene bucodental, el cepillado es esencial, pero aún es preciso añadir dos pasos más: el uso del hilo dental y del enjuague bucal.

En esta entrada vamos a descubrir la importancia que tiene el uso de colutorios en la salud de tu boca, cómo usarlo y de qué nos previene.

¿Para qué sirve?

Ayuda a mantener sanos los dientes y las encías, incluso los lugares más inaccesibles de la boca. Además,  de reforzar el esmalte de los dientes, evita y reduce la formación de placa dental y, con ello, la prevención de problemas en las encías.

¡Pero si ya me he cepillado los dientes !

Aunque creas que con el cepillado hemos cumplido, debes tener en cuenta que por muy profesional y completo que sea nuestro cepillo no va a llegar a todos los lugares de nuestra boca. Recuerda que hay otros elementos a cubrir: las líneas de las encías, los espacios interdentales, la lengua…por lo que tras un correcto cepillado y el uso del hilo dental, se hace preciso el enjuague.

¿Qué sucede en nuestra boca?

Los carbohidratos se descomponen en azúcares mediante nuestra propia saliva, constituyendo el sustento de los gérmenes existentes. Éstos son los causantes de las enfermedades bucales: la caries, la sensibilidad dental, la halitosis (mal aliento), etc.

Además, los gérmenes son los causantes de la llamada placa dental que es una de las principales causas de la gingivitis. También puede calcificarse y producir el sarro que, al ser más poroso que el esmalte, originará manchas en los dientes. 

Cómo usar el enjuague bucal

Se recomienda utilizar el enjuague bucal dos veces al día de la siguiente manera:

1º Normalmente la dosis viene a ser de unos 15 ml. que debes verter en el tapón destinado a ello.

2º No lo diluyas en agua.

3º Una vez en la boca, realizar movimientos de enjuague al menos durante medio minuto, de manera que distribuyas el colutorio por todos los lugares.

4º Expulsa el líquido donde consideres conveniente.

Los beneficios

Si incorporamos a nuestra higiene bucal este hábito, obtendremos un eficaz efecto  antibacteriano, cuidaremos las encías, eliminaremos placa dental y será nuestro más fiel aliado contra el mal aliento.

¿Qué tipos de enjuagues bucales existen?

Dependiendo de su composición, podemos establecer dos grandes grupos:

  • Básicos: su función es la de complementar al cepillado y su uso fundamental es el de eliminar restos de comida y proporcionar frescura al aliento, aunque su efecto no sea prolongado. Se puede decir que es el colutorio específico para bocas sanas. Dentro de estos enjuagues básicos podríamos seleccionar entre:
    • Sin alcohol,  dirigido a dentaduras y encías sensibles; muy recomendado para la gingivitis.
    • Específos para combatir la halitosis, atacando las sustancias que la producen. 
  • Antisépticos: además de refrescar el aliento, tienen un efecto
    • Anticaries: con un mayor contenido en flúor.
    • Antiséptico: usados para combatir la placa dental bacteriana.
    • Especiales (post tratamientos dentales): Su componente esencial suele ser Clorhexidina en diferentes porcentajes. Para después de tratamientos como extracciones, implantes o cualquier tipo de cirugía. 

…y recuerda:

  • Sigue siempre los 3 pasos: cepillado, hilo dental y enjuague bucal.
  • El enjuague bucal por sí solo no consigue sus efectos, por lo que en ningún caso obvies los dos primeros pasos.
  • No descuides tus citas en nuestra Clínica Dental en Sevilla. Como dentistas sabremos asesorarte en qué producto es el más idóneo para tu boca.

Cómo cepillarse los dientes correctamente

Ya os contamos en el post anterior la variedad de cepillos de dientes y, hoy, venimos a daros técnicas y consejos para saber cómo cepillarse los dientes de forma correcta. 

Técnicas de lavado de dientes

La técnica de Bass es uno de los procedimientos aceptados para conseguir una buena higiene bucodental.

1. Técnica de Bass 

  • Con un ángulo de 45º coloca el cepillo de manera horizontal sobre la línea de la encía con los dientes. 
  • Comienza a ejercer movimientos breves de manera horizontal, siempre de encía a diente, incidiendo en el surco gingival.
  • Empieza por todas las caras visibles de los dientes. A continuación, continúa con la limpieza de la cara interna de los mismos. Para ello, coloca el cepillo de igual manera, formando un ángulo de 45 grados, y repite esta secuencia de movimientos por la cara interior de las piezas dentales.
  • Dedica a la limpieza de cada diente unos 10 segundos.
  • Te recordamos que una excesiva presión ejercida con el cepillo dental no influye de manera positiva en la higiene de nuestros dientes, si no que puede llegar a dañar nuestras encías. Si oyes un ruido excesivo en el cepillado, ya sabes que no lo estás haciendo bien.

2. Técnica Bass modificada

Esta técnica consiste en la incorporación de movimientos de rotación en el cepillado. 

Realizaremos movimientos de barrido cortos en sentido horizontal y, a su vez, vibratorios en sentido semicircular. Debemos incidir en la importancia de realizar estos movimientos siempre de encía a diente para evitar el daño del tejido gingival.

No debemos olvidarnos de incidir en la limpieza de los molares -piezas dentales en las que se producen la caries con mayor frecuencia- y, en último lugar, de la lengua.

Importante: Si no lo hacemos de forma adecuada en cuanto a tiempo empleado en el mismo, cepillo elegido o técnica seguida, el cepillado puede no resultar efectivo.

Es recomendable cepillarse la boca después de las comidas y, por supuesto, antes de acostarse.  No obstante, para conseguir una completa higiene hay que usar un enjuague bucal e hilo dental. (Leer: «Todo sobre los colutorios»)

Te dejamos un vídeo explicativo de la American Dental Association (ADA) donde explican cómo cepillarse los dientes de manera correcta.

Y por último, en vacaciones solemos descuidar nuestra higiene dental. Para evitar problemas, te ofrecemos algunos consejos:

Consejos para dientes limpios.

  • No olvides incluir en el neceser tus útiles de higiene dental: cepillo, dentífrico, hilo dental en la maleta así como enjuague bucal, férulas, etc.
  • Presta atención al agua de las piscinas, ya que no todas mantienen controlado el PH y puede ser motivo de aparición de lesiones en mucosa. En estos casos, el flúor de algunos dentífricos te será de gran ayuda para combatir los efectos del cloro.
  • Una constante hidratación de la boca procurará un nivel de saliva suficiente que te protegerá de infecciones y caries.
  • Controla la ingesta de alimentos ácidos y de bebidas azucaradas, tu sensibilidad dental y tu esmalte te lo agradecerán. Las bebidas carbonatadas en exceso, como Coca-cola, también puede hacer efecto sensibilizador.
  • Recuerda que el sol puede dañar tus labios; no abuses de él o utiliza protección solar.  
  • Por último, recuerda que el cepillado nocturno es el más importante de la jornada. No te acuestes sin haberlo realizado.  

No olvides programar en nuestra clínica dental en Sevilla una revisión. Nuestros dentistas, como expertos, sabrán aconsejarte lo mejor para devolver o mejorar la salud a tu boca. 

Tipos de cepillos dentales y sus usos

En esta entrada hablaremos sobre la variedad de cepillos dentales existentes, sus características y la importancia de saber decidir cuál es el que más nos conviene.

Además, te daremos unos consejos sobre tu salud dental durante el verano y las vacaciones.

Partes y características de un cepillo de dientes

Ya sabemos que el cepillo de dientes es un instrumento de higiene oral que nos ayuda a limpiar dientes, encías, paladar y lengua. Pues bien, estas son las partes y características de un cepillo de dientes:

  • Mango: Normalmente, de material plástico flexible y antideslizante, con forma ergonómica para  facilitar una mejor sujeción. Pero sabias que ahora están cada vez mas en uso los realizados con bambú? Si, poco debemos de deshacernos de los plásticos en la medida de lo posible.
  • Capuchón: Cubre cabezal y cerdas y las mantiene aireadas a través de sus pequeñas perforaciones. Creemos que no es importante, pero perdurarán menos tiempo las bacterias en el cepillo si se secan pronto. Y no cogerá olores a humedad, ¿lo sabias?)
  • Cabezal: Mayoritariamente esto varía de forma y tamaño según la edad de los pacientes y la zona para la que está dedicado (brackets, lingual, zonas posteriores,…)
  • Cerdas o Filamentos: suelen tener un diámetro entre 0,003 y 0,009 pulgadas .Las fibras sintéticas, de un material llamado Tinex, de los actuales cepillos de dientes, debido a su rápido secado, son capaces de impedir la aparición de bacterias tras su uso;  aunque en cualquier caso siempre se recomienda cambiar de cepillo cada tres meses.

¿Qué cepillo de dientes elegir?

Muy fácil, aquél que mejor se adapte a tu sensibilidad y a tu morfología bucal y, en caso de dudas, la mejor opción es consultarnos en nuestra clínica dental en Sevilla 

Los avances en la prevención de enfermedades bucodentales ha hecho que se desarrolle una gran variedad de tipos de cepillos dentales. Te presentamos, a continuación, varias formas de clasificarlos, según su tipo y su uso.  

Tipos y usos de cepillos de dientes:

1. Según su funcionamiento

  • Manuales.
  • Eléctricos. Suelen presentar 3 tipos de movimientos: horizontal, giratorio o vibratorio (también llamados sónicos). Algunos pueden intercambiar movimientos, lo que permite una higiene dental más fácil y completa 

2. Según su dureza. 

Otra clasificación sería aquélla basada en la dureza de las cerdas o filamentos, encontrándonos con cepillos:

  • Duros ( Las cerdas son más fuertes y rígidas)
    • Uso: Se recomienda en bocas sanas y cuidadas. Y con un volumen de encía grueso. 
    • Desventaja: si ejercemos demasiada presión podemos destruir el esmalte y dañar las encías. Hoy en día, en desuso. 
  • Medios
    • Uso: Recomendables para bocas con buena salud bucodental con un índice de sensibilidad muy bajo que tolera la presión de cerdas sin problema. Se consideran aún demasiados duros para la mayoría de pacientes. 
  • Suaves (Son cerdas más blandas)
    • Uso: Para bocas más sensibles al producir menos fricción, hoy día el más extendido. Personas que tengan encías finas y con tendencia a sensibilidades controladas.
  • Extra suaves: 
    • Uso: Para pacientes que tienen la sensibilidad muy activa. Tienen encias retraidas. Tras la realización de tratamientos como ortodoncia o blanqueamientos, donde es normal que el diente este sensible de manera temporal. 

3. Según la finalidad:

  • Infantiles: Suelen disponer de un cabezal más pequeño, con cerdas más suaves y decorados.
  • Para las dentadura removibles: Presentan hasta 4 tiras de cerdas. Se utilizan fuera de boca
  • Postoperatorios: Son para poder cepillar zonas tras cirugías o que tienen aftas y/o heridas en boca.
  • Ortodoncias: Este cepillo de dientes tiene la hilera central más corta para limpiar mejor los brackets.
  • Interproximal: También conocido como cuello de botella. Es el cepillo dental Interproximal, para la eliminación de la placa en las caras proximales del espacio entre los dientes (sarro). Sustituyen la utilizacion se seda dental
  • Periodontal o de encías: para aquellos pacientes con inflación en las encías o tendencia a ellas. También  pacientes que tienen retracciones de encía y debemos evitar traumatizarla. 

No olvides programar en nuestra clínica dental una revisión tras el período estival. Nuestros dentistas, como expertos, sabrán aconsejarte lo mejor para devolver o mejorar la salud a tu boca. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
1ª cita gratuita

¿Quieres que estudiemos tu caso?¿Una segunda opinión?
Llámanos 954 65 60 70