Lun. a Vier. de 9:30h a 13:30h y de 16h a 20h​
954656070

Sonrisa gingival: causas y tratamientos

La sonrisa gingival no constituye en sí misma un problema de salud bucal. Su tratamiento, como veremos más adelante, va a consistir en aplicar una serie de soluciones con fines estéticos.

La sonrisa gingival es una alteración facial que se manifiesta a la hora de sonreír. Concretamente, se trata de una desproporción manifiesta entre la encía, los dientes y el maxilar.

Hay personas para las que esta apariencia de la encía no constituye problema alguno. No obstante, hay casos donde la sonrisa gingival es manifiestamente antiestética, lo que produce en quien la sufre no sólo incomodidad al sonreír, sino también problemas de autoestima.

Por otro lado, en los casos que la sonrisa gingival tenga su origen en un crecimiento anómalo de los dientes o del hueso maxilar, los pacientes que sufren sonrisa gingival pueden presentar maloclusiones, alteración en la deglución, respiración bucal y excesiva sensibilidad al frío.

Desde Clínica Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, queremos hacerte saber que la mayoría de los tratamientos para corregir la sonrisa gingival son sencillos y con espléndidos resultados.

¿Sabías que la expresión “tener una gummy smile” significa padecer de sonrisa gingival?

Grados de sonrisa gingival

Ya sabemos que la sonrisa gingival consiste en mostrar demasiada encía al sonreír.

También sabemos que hay personas que consideran este hecho como un rasgo más de su sonrisa y no les preocupa.

Pero no todos los casos de sonrisa gingival son moderados; de la misma forma que una sonrisa gingival severa tampoco implica ningún problema, aparte del  puramente estético.

En definitiva, el problema radicará cuando el problema estético conlleve problemas de autoestima y confianza

Para determinar que existe sonrisa gingival, existen unos parámetros establecidos en grados de severidad:

  • Grado 1: Se considera como leve cuando el fragmento de encía mostrado es de 2 a 4 milímetros.
  • Grado 2: Se considera como moderado cuando el fragmento de encía mostrado es de 4 a 6 milímetros.
  • Grado 3: Se considera como grave cuando el fragmento de encía mostrado es superior a los 6 milímetros.

Quizás también te interese leer: Qué es eso del diseño de la sonrisa

La sonrisa gingival: sus causas.

Existe una serie de factores que pueden interactuar de forma conjunta y que representan las causas de la sonrisa gingival.

Las causas más comunes son las relacionadas con los dientes, ya sea por crecimiento excesivo o por anomalías en la época eruptiva.

Podemos clasificar las causas en 3 tipos:

  • Causa ósea
  • Causa muscular
  • Causa postortodóntica
  • Por causa ósea. El origen de la sonrisa gingival en este caso puede ser:
    • Dental:
      • Por posición dentaria baja. Esto sucede cuando los incisivos superiores sufren un crecimiento anormal a causa de no producirse contacto con los inferiores.
      • Exceso de tejido gingival, también conocido clínicamente como erupción pasiva alterada. Consiste en un crecimiento excesivo de la encía durante la etapa de crecimiento de los dientes. El tejido gingival acaba cubriendo gran parte de la corona del diente, ofreciendo  la apariencia de tener los dientes pequeños.   
      • Otro origen óseo es el crecimiento anómalo del maxilar. En este caso, el hueso maxilar crece en sentido vertical de forma desproporcionada. Este desarrollo vertical va a forzar a la encía a crecer hacia abajo. Por otro lado, este crecimiento irregular conlleva también un problema de maloclusión. Esta causa de sonrisa gingival se conoce con el nombre de maxilar largo

Quizás también te interese leer: Ortodoncia interceptiva en la edad infantil

  • Por causa muscular:
    • Con el nombre de labio superior corto o línea de labios alta nos referimos a otra de las causas de sonrisa gingival. En este caso, la hiperactividad del músculo elevador que domina el labio hace que éste se desplace hacia arriba. Esta acción del músculo provocará que la encía quede expuesta.
  • Causa de Post ortodoncia:
    • En los tratamientos de ortodoncia, sobre todo los pacientes que llevan aparatología fija (brackets). En algunos casos, la encía puede aumentar de tamaño, ya sea por cambios respiratorios, bacterianos o de desarrollo. Esta encía, en la mayoría de los casos, puede remitir tras retirar la ortodoncia, pero es muy frecuente que quede parte de los dientes tapada por este exceso de tejido gingival. Con ello, se origina la sonrisa gingival o acortamiento del tamaño de los dientes, quedando un resultado estético alterado.

Tratamientos para la sonrisa gingival

El tratamiento a seguir va a depender de la causa de la sonrisa gingival. En Clínica Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, analizaremos el origen, el grado que presenta tu sonrisa gingival y propondremos el tratamiento más adecuado para corregirla.

Siguiendo el mismo orden de las causas que lo origina, mostramos los tratamientos indicados:

Tratamientos por causa dental

  • Para posición dentaria baja. El tratamiento indicado para corregir las malposiciones dentales es la ortodoncia. Con los aparatos ortodónticos que la clínica especifique se conseguirá devolver los dientes a la posición correcta..

Por otro lado, cuando el desgaste ha provocado la disminución manifiesta del diente, se procederá a su restauración por medio de coronas o carillas. De esta forma, aumentan en tamaño y desaparece el efecto de sonrisa gingival.

Asimismo,  la ortodoncia también se recomendará para las deformidades maxilares y mandibulares, como puedan ser los problemas de mordida. Con los aparatos ortopédicos se corrigen estas alteraciones y se consigue la apariencia de una encía más acorde a la dentadura.

  • Para la erupción pasiva alterada. En este caso, en Clínica Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, para corregir la sonrisa gingival aplicamos el tratamiento conocido como alargamiento coronario o gingivectomía. Se trata de una técnica quirúrgica por la que se procede a eliminar los excesos de encía que cubren el diente, alargando la corona del mismo. De esta forma, el diente recobra su tamaño normal y se devuelve la armonía al conjunto. 

La gingivectomía es una actuación quirúrgica sencilla, donde se aplica anestesia local y que no deja cicatrices.

En esta técnica, el contorneado se puede hacer bien con bisturí eléctrico o láser.

¡Importante!: Todo el proceso de esta técnica lo realizamos bajo un estudio previo de la estética oral y facial del paciente. Guiándonos con diseños digitales de sonrisa para adaptar los retoques de la cirugía a la estética definitiva que queremos conseguir. 

Quizás también te interese leer: ¿Qué es eso del diseño de la sonrisa?

Tratamientos por causa ósea

  • Para los casos de sonrisa gingival causada por un maxilar largo, el tratamiento a seguir es también quirúrgico y recibe el nombre de cirugía ortognática.  Este tratamiento consiste en modificar los huesos del maxilar, mediante cortes, colocándolos en su posición correcta. De esta manera, se corrige la altura y proporción del maxilar, recuperando la encía su apariencia natural.

Tratamientos por causa muscular

  • Para solucionar la sonrisa gingival provocada por presentar un “labio superior corto”, se puede optar por tres tratamientos.
    • Infiltraciones de botox. Se trata de reconducir la acción del músculo del labio, de forma que éste ejerza menor fuerza y no dejar, así, expuesta la encía de forma considerable. Esta técnica es reversible.
    • Rellenos de ácido hialurónico en los labios y perfiles periorales: en definitiva, dar mayor volumen al labio para que tape más ese exceso de encía que no queremos ver. Normalmente, en los casos más graves, el relleno de ácido hialurónico y el botox se hacen combinados para unos resultados realmente buenos.
    • Cirugía para el reposicionamiento de labios, reduciendo la cantidad de labio que se eleva al sonreír. Esta técnica también es conocida como“gummy tuck”. Es una técnica que consiste en bajar la localización e inserción del labio más cerca de los dientes, quedando así una nueva línea de sonrisa más baja.

Si consideras que tienes sonrisa gingival y te preocupa, no dudes en contactar con nosotros para concertar una cita

En Clínica Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, realizaremos el diagnóstico y propondremos el tratamiento adecuado para solucionarlo.

Estamos a tu disposición para cualquier duda que tengas sobre éste u otro tema.

¡ No dejes de sonreír !

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

El irrigador bucal y otras técnicas de cuidado dental

No se suele incluir el irrigador bucal cuando se habla de una correcta higiene. Se entiende, por regla general, el cepillado de dientes, el uso del hilo dental para los restos de comidas y también el enjuague bucal.

A este proceso habría que añadir, además, qué tipo de cepillo, qué dentífrico y qué enjuague bucal son los más apropiados para cada caso.

Efectivamente, el cepillo constituye un porcentaje muy elevado en la higiene bucal para la eliminación de placa bacteriana, pero quedan lugares menos accesibles en la boca donde el cepillo, por sí sólo, no es eficaz.

El área interproximal (el espacio entre los dientes y donde comienza la encía) es proclive a la aparición y acumulación de placa bacteriana, la cuál es la causa principal del desarrollo de varias patologías bucales. Por ello, hay que prestar atención a esta zona para evitar consecuencias como caries, halitosis y, sobre todo, enfermedades periodontales.

Por otro lado, existen pacientes que, por diversas razones de enfermedades bucales, deben extremar las precauciones en este sentido.

En esta entrada presentamos otras técnicas complementarias de cuidado dental, que habría que tener en cuenta también para una completa higiene bucal.

Técnicas de cuidado dental

Hay que decir que las orientaciones de higiene bucal para cada paciente deben ser individualizadas, aconforme al diagnóstico clínico. 

Además, es necesario que el paciente tome consciencia de que para la eliminación de la placa bacteriana no es suficiente con el cepillado diario. Esta concienciación debe ser mayor en los pacientes con enfermedades periodontales y, sobretodo, en pacientes diabéticos.

El uso de estas técnicas para estos pacientes es fundamental.

En Clínica Dr.Calvo, tu clínica dental en Sevilla, te propondremos la práctica de algunas de estas técnicas conforme a los siguientes parámetros:

  • Posicionamiento dental
  • Espacio interdental
  • Apiñamiento
  • Desalineaciones

Las principales técnicas de cuidado dental son las referidas a la higiene interdental.

  • Irrigador bucal
  • Cepillo interproximal
  • Raspador lingual
  • Revelador de placa

El irrigador bucal

El irrigador bucal es un dispositivo que funciona aplicando agua u otro líquido mediante un chorro a presión sobre los dientes.

El objetivo no sólo es el de eliminar restos de comida o suciedad, sino también el de destruir placa bacterianade los lugares donde el cepillo o la seda dental no alcanza.

Junto con el cepillado, el irrigador bucal es capaz de disminuir de forma importante los niveles de patógenos supra y subgingivales que dan lugar a enfermedades periodontales y caries interproximales, que son aquéllas de difícil detección entre dientes.

Por ello, están indicados en pacientes con tratamientos de ortodoncia, coronas, puentes y, especialmente, en pacientes con implantes.

El irrigador bucal constituye un complemento esencial al cepillado e hilo dental. Además del alcance interproximal y subgingival que realiza, deja en la boca un efecto de frescura y limpieza efectiva.

¿Quién debe usar el irrigador bucal?

No existen limitaciones para su uso por cualquier persona, pero está recomendado es en pacientes con las siguientes características:

  • Diabetes (con numerosos estudios sobre la importancia en estos pacientes)
  • Enfermedades periodontales
  • Tratamientos de ortodoncia
  • Implantes
  • Personas con dificultad de movimientos para cepillos interproximales e hilo dental.

Quizás también te interese leer: Cepillarse los dientes con brackets

Beneficios del irrigador bucal

Resumimos seguidamente los beneficios por el uso del irrigador bucal:

  • Eliminación de placa bacteriana y restos de alimentos y suciedad.
  • Mantenimiento en la higiene de elementos de ortodoncia.
  • Acción directa en las áreas supra y subgingival.
  • Reducción de la inflamación de las encías.
  • Disminución del riesgo de sangrado.
  • Limpieza intensa, con una mayor sensación de frescor.
  • Fortalecimiento general de las encías.
  • Prevención de halitosis (existe un boquilla para limpiar la lengua que reduce considerablemente el mal sabor de boca)
  • Efecto de higiene total en la boca.
  • Puede ser utilizado por varios miembros de una familia al disponer de boquillas intercambiables. Existen recambios de colores para una mejor identificación personal.

El cepillo interproximal o interdental

Además del irrigador bucal, existe un cepillo especial para la zona interdental.

El diseño de estos cepillos permite también realizar una limpieza profunda en el área interproximal (de ahí su nombre), eliminando restos de alimentos y placa bacteriana donde los cepillos convencionales no alcanzan.

Existen cepillos con cabezal cilíndrico o triangular, monopenacho o helicoidal, siendo su tamaño más pequeño que los de uso normal. La diversidad de diseño es para atender cada caso particular. En Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, resolveremos cualquier duda que tenga con estos cepillos y te asesoraremos cuál es el tipo de cepillo interproximal que se ajusta a tus necesidades.

Realmente, el uso de estos cepillos constituye también una técnica efectiva, para una correcta higiene bucal en los espacios entre dientes.

El cepillado con cepillo interproximal debe realizarse, al menos, una vez al día, preferiblemente por la noche,m siempre después del cepillado convencional.  

  • Tipos de cepillos interproximales:
    • De cabeza recta, recomendado para piezas anteriores.
    • De cabeza curva, recomendado para molares y premolares.
  • Consejos de uso según los casos:
    • Puentes dentales: Deben realizarse movimientos horizontales tanto por la zona interna (lingual) como por la externa (la de la mejilla).
    • Implantes dentales: Limpiar por debajo de la prótesis.
    • Ortodoncias: También movimientos horizontales entre el diente y el arco. Asimismo, hay que pasar el cepillo sobre los brackets pero con suavidad.

Quizás también te interese leer: ¿Hilo dental o cepillo interdental?

Raspador o limpiador lingual

Ya hemos hablado del irrigador bucal y del cepillo interproximal. El raspador lingual es otra de las técnicas de cuidado dental que complementan la higiene de la boca.

Hay muchas personas que desconocen que la lengua es otro elemento más a cuidar en la higiene bucal, sobretodo en pacientes con halitosis, pues está demostrado que es donde se acumula más del 65% de las bacterias en la boca.

Tras el proceso de cepillado, en la lengua se deposita una gran cantidad de bacterias. La limpieza de la lengua evita que estos microorganismos invadan nuevamente las encías así como las piezas dentales.

Por otro lado, la acumulación bacteriana en la lengua puede constituir un problema de halitosis, ya que los restos que quedan en la lengua se descomponen generando el mal olor. Se crea una capa blanquecina o amarillenta, que es lo que se conoce como lengua saburral o lengua sucia.

Podrás encontrar el raspador o limpiador de lengua en la sección de higiene bucal; pero debes saber también que las protuberancias de goma que muchos cepillos de dientes tienen en su parte posterior son, precisamente, para usarlas como limpiador lingual.

La recomendación de uso del raspador lingual es de una vez al día y preferiblemente en el primer cepillado, en tanto que por la noche, se genera mayor concentración de gérmenes y la generación de saliva es mínima; por lo tanto, es el mejor momento para usar el raspador lingual.

Revelador de placa

Terminamos presentando esta herramienta de higiene bucal.

En sí, no se trata de una técnica, pero sí ayuda a que la limpieza sea más efectiva.

Se trata de un producto que, a través de compuestos químicos como la fucsina y la eritrosina, tiñen la placa bacteriana para hacerla visible.

Se usa después del cepillado para comprobar si aún queda placa por eliminar, por lo que es ideal para conseguir que los niños hagan más efectivo su hábito de cepillado. También para detectar que estamos utilizando una buena técnica de cepillado o, simplemente, para saber si estamos llegando bien a todas las piezas dentales.

Recuerda: Las técnicas de cuidado dental reflejadas en esta entrada son para complementar y no para sustituir, en ningún caso, el proceso de cepillado que debe tenerse como hábito en la higiene bucal.

Si tienes dudas sobre este o cualquier otro tema, contacta con Clínica Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla. Vamos a asesorarte en el uso de estas técnicas, recomendándote la mejor opción de cada producto.

¡Quedamos a tu entera disposición!

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Diabetes: Cuidados dentales

En esta entrada, vamos a tratar la estrecha relación existente entre la diabetes y las enfermedades de la boca, fundamentalmente las que están vinculadas  con la encía. 

Pero el problema no es sólo en esta dirección; es decir, no sólo la diabetes conlleva a enfermedades graves de la encía sino que, a su vez, este estado enfermo de las encías también incide negativamente en la diabetes.

Es por ello que los pacientes con diabetes deben extremar las precauciones y planificar visitas periódicas al dentista, ya sea por prevención o, lo más común, para evitar que el avance de las enfermedades periodontales terminen con su dentadura y agraven la propia diabetes, máxime en el caso de ser fumadores.

Cómo afecta la diabetes a la boca

Ya sabemos que la diabetes obstaculiza al organismo a mantener de forma adecuada los niveles de glucosa en sangre. Es decir, los azúcares que son ingeridos a través de los alimentos no son procesados debidamente. Esto supone una acumulación excesiva de glucosa que puede afectar a varios órganos de nuestro cuerpo. 

En los pacientes con diabetes, el aporte de oxígeno en la sangre se ve reducido por la lentitud con la que se produce la circulación sanguínea, disminuyendo también la capacidad de eliminar los desechos.

A esta acumulación de desechos se une el  índice elevado de glucosa que va a servir de alimento para las bacterias y, con ello, la aparición de las enfermedades periodontales.

Cómo afectan las enfermedades periodontales a la diabetes

Ya hemos dicho que existe bidireccionalidad entre diabetes y enfermedades periodontales. Éstas pueden agravar el control de la glucosa  y hacer que la diabetes se desarrolle de forma más negativa aún.

La infección e inflamación originada por el acopio de placa bacteriana va a contribuir al aumento de los niveles de azúcar en la sangre, descontrolando al paciente diabético. Es decir, la periodontitis perturba la respuesta inmunológica generando resistencia a la insulina tan necesaria en los pacientes con diabetes.


Quizás también te interese leer: Retracción de encías: causas y tratamientos.

Enfermedades periodontales y diabetes

Las personas que padecen diabetes presentan un mayor riesgo de contraer infecciones, ya que poseen menos defensas ante los ataques bacterianos. Como hemos visto también, unos niveles descontrolados de azúcar no sólo sirven de festín para las bacterias, sino que además pueden ocasionar patologías graves en la boca.

  • Enfermedades periodontales.  
    • En tanto las personas con diabetes presentan una falta de defensas suficientes, la placa comenzará a calcificarse, convirtiéndose en cálculo dental (sarro) y afectando seriamente a las encías. De no tratarse debidamente, las encías terminan irritándose con la consecuente inflamación y sangrado. En estas circunstancias, nos enfrentamos ante un caso de gingivitis.
    • Si la gingivitis no es tratada, los ácidos que contiene la placa bacteriana empezarán a atacar más activamente al diente, al tejido blando y, finalmente, al hueso.
      En primer lugar, se desgasta la capa más externa del diente (esmalte) y acaba destruyendo el cemento de la raíz y, finalmente, la capa interna que rodea al diente (dentina). Al mismo tiempo, las encías se retraen y el diente queda desprotegido y perdiéndose. Hablamos de sufrir una periodontitis que, en el caso de personas con diabetes, es más agresiva por su poca resistencia  a  las infecciones. Esto hace que la enfermedad avance rápido y que se retrase la curación.

La diabetes: Otras patologías orales

  • Aparición de caries. 

Mientras más elevados sean los niveles de glucosa en la sangre,el aporte de azúcares y almidón de los alimentos será mayor. Al interactuar con las bacterias existentes, se crea  en la boca una capa viscosa que se adhiere a los dientes. Hablamos de la placa bacteriana.
Esto, como es lógico, terminará con la aparición de caries y debilitamiento de las encías.

  • Xerostomía. 

Uno de los elementos fundamentales para mantener la boca sana es la saliva. Ella es la responsable de desalojar de las cavidades orales tanto bacterias como microorganismos y de mantener la boca húmeda.  Por desgracia,  en las personas con diabetes se observa, en numerosos casos, la falta de saliva. Esto produce sequedad de boca y, con ello, aumenta el riesgo a padecer cualquier patología oral.

  • Candidiasis oral. 

Esta patología puede aparecer en las personas que sufren diabetes, precisamente por lo expuesto en el apartado anterior. La sequedad de boca puede originar esta infección micótica.
Por otro lado, el exceso de glucosa en la sangre hará también que aumente el nivel de azúcar en la saliva.
La candidiasis oral (también conocida como “muguet») se manifiesta por la aparición de aftas blanquecinas o rojizas en la boca. Estas placas no sólo producen grandes molestias al hablar o al masticar sino que también son dolorosas.

Tratamiento de pacientes con diabetes

No existe un tratamiento generalizado ni especial para pacientes con diabetes. El tratamiento dependerá del estado en el que se encuentre la enfermedad. Mientras mayor haya sido el abandono de los cuidados bucales, mayores habrán sido las consecuencias.

En Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, lo que sí es seguro que es que se practique una limpieza a fondo de la boca para eliminar la placa bacteriana, además de la exodoncia necesaria y los curetajes de alisados y raspados radiculares. A partir de ahí, las intervenciones dependen de las  especificidades de cada caso.

El mejor tratamiento, aparte del aspecto preventivo,  es el de cumplir con las revisiones periódicas en la clínica, que una persona con diabetes no puede obviar.

Quizás también te interese leer: Raspado y alisado radicular. Lo que debes saber

Consejos de cuidado bucal

Una y otra vez repetimos que una adecuada higiene bucal es el mejor tratamiento para la boca. En el caso de pacientes con diabetes es fundamental que los cuidados de la boca sean extremos.

Para la lucha contra las bacterias, los glóbulos blancos son necesarios y un alto índice de glucosa los debilita.

Los siguientes consejos pueden resultar obvios y repetitivos pero, como profesionales de la odontología, es nuestra obligación exponerlos:

  • Los buenos hábitos de salud oral te ayudarán a contraer infecciones y enfermedades graves. Para ello:
    • Cepíllate los dientes tres veces al día. 
    • Usa cepillos con cerdas suaves y dentífrico que contenga fluoruro
    • Para evitar la irritación de encías, cepíllate suave o utiliza el cepillo eléctrico.
    • Para eliminar los restos de alimentos entre los dientes y por debajo de la línea de la encía puedes usar:
      • Seda o hilo dental 
      • Irrigador dental que, además de eliminar la placa de los lugares de difícil acceso, es más respetuoso con las encías.  El irrigador evita que las encías se irriten, reduciéndose el riesgo de sangrado. 
    • Examina periódicamente tus encías: enrojecimiento, inflamación, sangrado, manchas, sequedad, etc.
  • Si eres diabético y además fumas, debes saber que el tabaco es el peor enemigo para tu boca. Las enfermedades descritas anteriormente son exponencialmente manifiestas por el tabaco. Además de ello, disminuye tu olfato y gusto, altera la composición y cantidad de saliva y retrasa aún más la cicatrización.
  • Planifica con la clínica un plan de visitas periódicas. Comunica a tu dentista que padeces de diabet
    ¡Recuerda! es. Además de limpiezas profesionales para eliminar la placa, se controlará el proceso de tratamiento en su caso o se establecerán medidas preventivas y correctoras.
  • Y, por supuesto, involúcrate con tu enfermedad conforme a las indicaciones clínicas  y mantén controlados siempre los niveles de glucosa en sangre.

¡Recuerda!

Un tratamiento adecuado de las enfermedades de las encías va a ayudarte con tu diabetes, en tanto con el paso del tiempo los niveles de azúcar también se reducen.

En Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, estamos sensibilizados ante esta enfermedad y te ofrecemos los mejores cuidados para tu boca.

“ Que la diabetes no te prive de una sonrisa sana”

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Odontología digital: aplicaciones y ventajas

Clinica Doctor Calvo en Sevilla - ondontología digital

La odontología digital es una realidad que ofrece a esta disciplina un cambio sustancial en los métodos de trabajo, tanto a nivel de diagnóstico como de tratamientos.

A nivel tecnológico, podemos decir que la odontología ha sabido aprovechar esta revolución digital y se ha convertido en una de las disciplinas médicas que más han evolucionado.

Desde los sistemas de procesamiento de imágenes hasta la construcción y colocación de piezas dentales y prótesis mediante sistemas innovadores, la odontología digital supone un gran avance en la calidad de los servicios bucodentales y  en sus resultados.

En definitiva, la odontología digital se traduce en una mayor eficiencia en las tareas del odontólogo y en unos resultados donde la precisión da lugar a ofrecer servicios personalizados a cada paciente.

Odontología digital: proceso de diagnóstico

El proceso de diagnóstico en odontología digital se desarrolla conforme a las siguientes fases:

  • Fase 1. Se trata de conocer el estado bucodental del paciente. Para ello, se utiliza uno de los elementos tecnológicos fundamentales en odontología digital: el escáner  intraoral
    Introducida en la boca del paciente,  realizará un escaneo completo de la misma, obteniéndose un mapa completo de la cavidad bucal. Ofrece imágenes en 3 dimensiones, localizando con precisión las piezas que precisan rehabilitación. Igualmente, los instrumentos radiológicos en 3D también permiten conseguir estos datos. Es evidente que la utilización de estos recursos conlleva a diagnósticos más rigurosos y, a su vez, a tratamientos de mayor eficacia.
  • Fase 2. Con los datos obtenidos, se introducen en el ordenador las especificaciones y los parámetros pertinentes sobre el tratamiento que se pretende realizar. 
    Aquí entra en juego otra de las aplicaciones tecnológicas en odontología digital: el diseño guiado por ordenador.  Se procede a diseñar la pieza a tratar. Se posibilitan correcciones sobre el terreno con una perspectiva exacta del espacio donde debe encajar. La visualización en 3 dimensiones otorga detalles y concreciones que garantizan el éxito.
  • Fase 3. Es la fase postdiseño. La pieza dental ya está configurada conforme a los datos trabajados. Aquí entra en juego otro de los avances tecnológicos adaptado a la odontología digital: el mecanizado CAM. Con ello, se realizará la producción en 3D; es decir, la fabricación final de la pieza que  hemos diseñado con el software CAD. Sólo queda el retoque estético de color que dé uniformidad a la dentadura.

Beneficios y ventajas de la odontología digital

De la propia lectura del apartado anterior, se deduce que la primera ventaja que habría que destacar sería la de alcanzar un diagnóstico más preciso.

Además de este excelente beneficio, la odontología digital ofrece, además, las siguientes ventajas:

  • El escaneo bucal con el escáner intraoral deja de lado uno de los procedimientos, quizás, más incómodos para el paciente. Esto es, se evita que el paciente mantenga en su boca la pasta tradicional de silicona y alginato para conseguir el molde de su dentadura.

Es decir, la odontología digital aporta, en este sentido, plena comodidad para el paciente.

  • De lo anterior hay que deducir también que se elimina el error humano. Es decir, la precisión constituye otra ventaja fundamental, tanto en la obtención de datos como en la elaboración de prótesis.
  • Al no existir un molde de pasta no hay que esperar al secado de la misma. Esto supone que los plazos de ejecución se reducen en gran manera. Además, la transmisión de datos al laboratorio se realiza vía internet, lo cual agiliza y reduce tiempos entre las citas.
  • Otra de las ventajas importantes es la interacción con el paciente durante el mismo proceso, ya que podrá observar en el monitor  el estado de su boca y comprender mejor las explicaciones del odontólogo. Es más, se podrá ofrecer una simulación del resultado final. Incluso, en algunos casos, se pueden realizar diseños estéticos digitales para que el paciente vea una aproximación del final de su plan de tratamiento.
  • Ni que decir tiene que estas herramientas tecnológicas también tienen su repercusión en los tratamientos estéticos: se amplía el abanico de opciones en los tratamientos de restauración.

Quizás también te interese leer: Ortodoncia invisible: Una tendencia en 2022

Cuáles son las aplicaciones de la odontología digital

La Tecnología 3D ha supuesto una nueva concepción en los tratamientos odontológicos. Como veremos a continuación, las aplicaciones de la odontología digital abarcan desde tratamientos de enfermedades dentales hasta restauraciones estéticas, cirugías, extracciones e implantología.

En definitiva, la odontología digital alcanza diferentes especialidades, donde destacan:

  • Implantología, permitiendo la simulación de la cirugía para la colocación virtual de los implantes
  • Ortodoncia. La colocación de brackets a través de técnicas guiadas digitalmente, donde la precisión adquiere suma importancia. A esto hay que añadir, la representación de la evolución del plan de tratamiento a tiempo real, pudiéndose ver los cambios en meses de estos tratamientos.
  • Prótesis dentales, tras diseño por escáner y su fabricación, siendo las  más comunes:
    • Carillas dentales, permitiendo hacer correcciones de tamaño, forma y color.
    • Incrustaciones (para grandes reconstrucciones)
    • Placas de descarga (para evitar desgaste por bruxismo)
    • Coronas o Puentes dentales (sobre dientes y/o implantes )
  • Estética dental. La odontología digital permite todo tipo de restauraciones estéticas, dotándolas con las características naturales del paciente. En este caso, estaríamos hablando del diseño de la sonrisa. 

Quizás también te interese leer: ¿Qué es eso del diseño de la sonrisa?

La noticia

Dejamos aquí una noticia relacionada con nuestra clínica que viene a respaldar, en cierta manera, nuestro firme compromiso de avanzar de la mano de los avances tecnológicos. La formación continua, la investigación  y la adaptación a los tiempos nos han definido siempre.

“ Nuestro Doctor Gaizka Calvo, recibió el pasado fin de semana el título del Máster en Odontología Digital de la mano del  Dr. Juan Ballesteros de La Victoria odontología, clínica de Córdoba experta en la digitalización de la odontología. A través de los tratamientos realizados con el escáner intraoral conseguimos digitalizar nuestra clínica, logrando que nuestros tratamientos tengan el máximo ajuste, mejores resultados estéticos, y una mejor planificación con el paciente en clínica. Pudiendo programar todos nuestros tratamientos directamente con el paciente. Y sin necesidad de tomar impresiones en boca, con las pastas y siliconas que a veces resultan tan incómodas”.

Aquí puedes ver la publicación en Facebook

En Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, trabajamos con odontología digital, ofreciéndote con ello no sólo las ventajas  que supone, sino el éxito en los resultados.

Si tienes alguna duda sobre este tema o cualquier otro, contacta con nosotros o visítanos. Estaremos encantados de recibirte y asesorarte en cuanto precises.

¡Tecnología sí, sonrisa también!

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Retracción de encías: causas y tratamientos

La retracción de encías no es algo que suceda de pronto. Es un proceso lento producido por una serie de circunstancias, que veremos más adelante, que debilitan la encía y puede terminar con la pérdida de los dientes.

Las numerosas causas que provocan esta retracción de encías la convierten en una patología bastante extendida. 

Hay que dejar claro que nuestro organismo no regenera el  tejido perdido en condiciones normales; de ahí, la importancia de iniciar su tratamiento ante los primeros síntomas para evitar que la enfermedad siga avanzando.

La mayor consecuencia de la retracción de encías es la pérdida del hueso de soporte del diente, lo que significa no sólo una cuestión de estética sino también una pérdida evidente de la estabilidad a largo plazo de nuestros dientes.

Como veremos a continuación, hay una serie de causas que sí podemos controlar o evitar y están relacionados con malos hábitos como son una higiene bucal deficiente, mala técnica de cepillado o el tabaquismo.

Los tipos de retracción de encías

No son los dientes los que crecen, sino la encía la que mengua dejando al descubierto prácticamente las propias raíces.

Por lo tanto, la retracción de encías o recesión gingival consiste en la disminución del tejido por debilitamiento de la encía provocando que los dientes pierdan su protección y acaben perdiéndose.

Según lo avanzado de la enfermedad se establecen 4 tipos clínicos, denominados  Clase I, II, III y IV, en razón al alcance de los tejidos afectados. La clase I, la más leve, la retracción no afecta a la línea mucogingival. Se clasifica de clase II cuando la recesión supera la línea mucogingival, estas dos son recuperables el 100% con técnicas quirúrgicas. La tercera clase es cuando también alcanza el área interdental. Por último, la clase IV contempla los casos más graves de pérdida de tejido interdental y masa ósea. En estos dos últimos casos, no podremos garantizar el recubrimiento total del diente con encía.

Causas de retracción de encías: hábitos no saludables

Podemos establecer las siguientes causas:

  • Deficiente o nula higiene bucodental

No llevar una adecuada y correcta higiene oral constituye, seguramente, el mayor número de casos de retracción de encías. La acumulación de placa bacteriana supone sufrir de enfermedades periodontales, tanto la gingivitis, como el grado avanzado de ésta, la periodontitis. El proceso es fácil: la acumulación de restos de comida entre los dientes hacen que proliferen las bacterias que, junto a otros depósitos calcáreos terminan adhiriéndose a los dientes en forma de sarro. Esto va a producir una inflamación de encías y a requerir una limpieza profesional. Si esta fase no se atiende a tiempo, la gingivitis acabará en periodontitis, donde ya se han formado bolsas periodontales que han penetrado en el diente, afectando a la mucosa y a la raíz, con la consecuente pérdida de la pieza dental.

  • Abrasión de encía por uso de técnica inadecuada en el cepillado.

La costumbre de cepillarse los dientes de una manera enérgica, de forma continuada, con un inadecuado cepillado o con el uso de cepillos excesivamente duros, acabará con la abrasión de la encía. Esto sucede más frecuentemente en los dientes anteriores. 

  • Tabaquismo. El tabaco reduce grandemente la oxigenación necesaria en nuestra boca, lo que conlleva, a su vez, a una considerable minoración del riego sanguíneo a las mucosas. Por otro lado, los productos que contiene el tabaco también provocan la aparición de caries, aparte de las consecuentes manchas en los dientes.
  • Otros hábitos no saludables. 
    • La colocación de piercings en la boca
    • Morderse las uñas o morder objetos

Quizás también te interese leer: La piorrea dental: Prevención y tratamiento

Retracción de encías: causas no voluntarias

Enumeramos otra serie de causas, de otra índole que también provocan recesión gingival  o retracción de encías:

  • Maloclusiones dentarias. Cuando existen malposiciones por una desviación que impide el correcto cierre dental. Estas oclusiones no permiten la distribución normal de fuerzas, además de suponer problemas masticatorios. Por lo tanto, padecer de maloclusiones dentarias puede también conllevar a la retracción de encías, ya que la desalineación también limita el éxito de la higiene bucal.
  • Rechinar de dientes (Bruxismo). La tensión muscular generada por este gesto involuntario daña a dientes y encías por igual, debilitándolos
  • Traumatismos. La mayoría de las veces no tenemos en cuenta la repercusión de un golpe en la boca. Nos limitamos a comprobar si hay o no fractura de las piezas dentales. No obstante, la encía también puede haber resultado dañada con pérdida de tejido.
  • Efectos de tratamientos de ortodoncia. Aquí, incidimos en dos aspectos:
    • La dificultad de limpieza oral cuando se llevan brackets hace que realicemos una técnica inadecuada en el cepillado y rocemos demasiadas veces la encía. Este hecho continuado puede provocar que, sin saberlo, fomentemos una retracción de encías.
    • Una mala praxis, un mal plan de tratamiento de ortodoncia puede también ocasionar la recesión gingival; de ahí, la importancia de saber elegir a qué clínica dental dirigirse.

Factores de riesgo en la retracción de encías:

Nadie está libre de sufrir esta patología, pero hay personas más propensas a padecerla que otras. Los factores con más incidencia son:

  • Padecer de diabetes. Se asocia esta enfermedad con las patologías periodontales, con un mayor riesgo de infección y problemas de cicatrización en las intervenciones bucales . La diabetes provoca que la circulación de la sangre sea más lenta, disminuyendo así el aporte de oxígeno y la dificultad para eliminar desechos.
  • Estados anímicos. La ansiedad y el estrés son potenciadores de la retracción de encías, ya que con  ciertos estados anímicos se genera la producción de cortisol que, a largo plazo, afecta a las propiedades de la saliva, con lo que las defensas naturales disminuyen y aumenta el riesgo de enfermedades periodontales.  
  • Carácter hereditario. Simplemente, el componente genético puede convertir a ciertas personas a ser más proclives a sufrir retracción de encías. Como el biotipo gingival ( el grosor de la encía)

Tratamientos para la recesión gingival

En Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, tras el análisis y detección de las causas que provocaron la enfermedad, te ofreceremos el tratamiento adecuado para ello, asesorándote en los hábitos que debes reducir o evitar así como los cuidados necesarios.

Es evidente que, en este sentido, procedemos antes que nada con la eliminación de los agentes causantes para iniciar el tratamiento propuesto.

No existe un tratamiento exclusivo para la retracción de encías. El estado de la enfermedad será lo que determine las acciones a emprender.

En este sentido, tenemos:

  • Por afecciones periodontales tanto en estado inicial como avanzado causadas por falta de higiene oral.
    Se procedería con una limpieza bucodental profesional para la eliminación de placa bacteriana y sarro; incluyéndose las técnicas conocidas como curetaje: raspado y alisado radicular con eliminación de bolsas periodontales del interior de las encías.
  • Para los casos de retracción por bruxismo, la recomendación es el uso de placas de descarga. Consiste en una férula transparente que se coloca en la arcada superior (o inferior según el caso) e impide apretar los dientes más de la cuenta, Así se evita que se siga perdiendo esmalte, dejando expuesta la dentina.

Tratamientos de reposición de tejido gingival.

  • Reposición de tejido gingival. Ya hemos dicho que nuestro organismo no regenera el tejido perdido por retracción de encías. Para su reposición acudiremos a técnicas de cirugía estética periodontal:
    • Raspado y alisado abierto. Consiste en plegar el tejido gingival para facilitar la limpieza y el alisamiento de la raíz del diente. Una vez realizado, se vuelve a ajustar el tejido, aplicando un material regenerador que favorezca la restauración de los tejidos dañados.
    • Reposicionamiento de las encías. Por medio de microcirugía se trata de prolongar la papila interdentaria para intentar cubrir la raíz del diente, mediante estiramiento. Hay encías que no permiten aplicar esta técnica. 
    • Injertos de encía. Se trata de microinjertos con tejidos tomados, generalmente, del paladar. Requiere de puntos de sutura y con ello se cubre la raíz del diente que ha quedado expuesta. Esta es la técnica más frecuente y la más efectiva.

Quizás también te interese leer: Raspado y alisado radicular: lo que debes saber.

Consejos de prevención

A lo largo del texto hemos nombrado las causas evitables para no padecer retracción de encías. Lo resumimos seguidamente en algunos consejos.

  • Mantener una correcta, constante y adecuada higiene bucodental, donde además del cepillado, se utilice la seda o hilo dental, cepillos interproximales y colutorios.
  • Evitar los cepillados agresivos, abandonando el cepillo duro y adoptar la técnica adecuada de cepillado vertical de encía a diente y de forma suave.
  • Si padeces bruxismo, cuanto antes usa la placa de descarga.
  • Evitar el abuso de alimentos que dañan los dientes y llevar una dieta sana.
  • Abandonar el tabaco.
  • Mantener revisiones periódicas en la clínica dental.

Si observas que tus dientes son más largos cada vez, si hay aparición de caries, si tu sensibilidad ante el frío o calor ha aumentado, estás ante algunos de los síntomas de la retracción de encías.

Para cualquier duda relacionada con este artículo o sobre cualquier otro tema,no dudes en contactar con Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla.Te atenderemos y solucionaremos tu problema como mereces.

¡ No escondas tu boca !

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Ortodoncia invisible: Una tendencia en 2022.

Ortodoncia Invisible - Clínica Dental Doctor Calvo

En estos momentos que se habla de gripalizar la Covid-19 hay un hecho fundamental para que los tratamientos estéticos dentales sean tendencia en este 2.022. Sobre todo, las técnicas de ortodoncia invisible.

La relajación en el uso obligatorio de mascarillas va a dejar en evidencia el estado de nuestra boca, acostumbrados a permanecer durante dos años despreocupados por las razones estéticas.

El motivo de esta entrada no es otro que volver a ofrecerte información sobre la ortodoncia invisible, en qué consiste, sus tipos y cuáles son sus ventajas.

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, te ofrecemos la tecnología y profesionales especializados para que no tengas que esconder tu boca, ahora que las mascarillas empiezan a no ser las protagonistas.

La ortodoncia invisible: te lo recordamos

Cuando nos referimos a ortodoncia invisible estamos hablando de tratamientos cuya diferenciación, con respecto a la ortodoncia tradicional, es la cuestión estética.

En definitiva, se trata de mejorar los tradicionales brackets metálicos por otras técnicas donde la discreción resulta fundamental.

Los tratamientos de ortodoncia invisible constituyen una alternativa estética para aquellas personas que bien trabajan de cara al público o, simplemente, quieren disfrutar de su sonrisa sin complejos.

Aunque existen ventajas, la funcionalidad de la ortodoncia invisible es la misma que la que busca la ortodoncia tradicional. Es decir, tratar problemas de sobremordida, desalineaciones dentales, apiñamientos, etc.

En definitiva, la ortodoncia invisible corrige las deficiencias dentales pero no son perceptibles a la vista.

Los tipos de ortodoncia invisible

Vamos a presentarte las opciones que existen, teniendo en cuenta que el tratamiento más recomendable te lo proporcionaremos desde la clínica en razón a las necesidades de tu boca. Te ofreceremos las soluciones y, en razón de tus posibilidades o gustos, elegirás una u otra.

Partiendo de la base de que la ortodoncia invisible responde a cuestiones puramente estéticas, encontramos soluciones que, si bien no llegan a ser totalmente ocultas, sí ofrecen efectos que aminoran su presencia en la boca.

En este sentido, hablaremos de dos grupos:

  • Recursos estéticos de ortodoncia 
  • Soluciones estéticas de ortodoncia invisible

Brackets estéticos

En este apartado te presentamos dos tipos de aparato de ortodoncia que, por sus características, reducen la visibilidad de los aparatos en la boca, no llegando a ser invisibles pero dotados de suma estética.

  • Los brackets de zafiro 

Son aparatos fijos realizados en cristal que, por su transparencia, se adecuan al color natural del diente. Están dotados de una alto nivel de resistencia y adhesión al diente. Presentan también la ventaja de no perder coloración con el paso del tiempo, a menos que se sufra un traumatismo que, lógicamente, condiciona sus características.

  • Los brackets de cerámica o Zirconio

Igualmente se trata de un aparato fijo cuya propiedad principal es la de confeccionarse en la tonalidad natural y parecido al esmalte dental. Esto le otorga propiedades ópticas y su característica de imperceptibilidad a simple vista. Hay que tener en cuenta que el color del diente del paciente no sea distinto; en estos casos, deben buscarse otras alternativas.

Los problemas de decoloración que presentaban por el paso del tiempo han ido desapareciendo a medida que la tecnología ha sido capaz de generar cerámicas avanzadas.

Asimismo, la posibilidad de colocarse con ligaduras, también de color natural, hacen de los brackets de cerámica una opción estética bastante exitosa.

Al igual que los brackets metálicos, los cerámicos y los de zafiro requieren una revisión periódica en la clínica dental para determinar la evolución de su efecto y la realización de ajustes.

Quizás también te interese leer: Brackets de zafiro: los porqué de su alta estética

Soluciones invisibles

En este apartado vamos a hablar de dos aparatos completamente diferentes una de la otra, tanto en la técnica utilizada como en los materiales. Además, una es de tipo fijo y la otra removible.

En primer lugar, te hablamos de otro tipo de brackets pero de características diferentes a los anteriores.

Los brackets linguales

Antes que nada, decir que la funcionalidad de este tipo de bracket es exactamente la misma, la diferencia fundamental es su emplazamiento y que son más estrechos.

Hablamos también de una aparatología fija de metal, sumamente resistente, que se coloca en la parte trasera de los dientes. De ahí, que estos brackets no se muestran a la vista y reciban el nombre de ortodoncia invisible o de incógnito.

Con este tipo de brackets se evitan daños como las manchas y la descalcificación.  

Si bien suponen un alto nivel estético, es cierto que por el lugar de colocación es preciso un período de adecuación para la pronunciación de ciertos sonidos. 

Al igual que los anteriores, el tratamiento de este tipo de ortodoncia invisible necesita sesiones periódicas de revisión en la clínica.

Los alineadores invisibles

Estos aparatos son la única opción frente a los clásicos brackets, ya sean tradicionales o no y está en la cima de la ortodoncia invisible para la corrección de maloclusiones.

Los alineadores tienen la propiedad de ser programados, mediante un análisis previo, para que las piezas dentales se muevan en las direcciones previstas. Actuarán solamente donde es necesario, poco a poco, hasta conseguir una correcta alineación.

Se trata de un aparato removible que consta de dos férulas transparentes que se adaptan a las dentaduras de los pacientes.

Estos alineadores o férulas invisalign están tratados con un material plástico biocompatible que los dota de flexibilidad y altísima resistencia

Entre sus ventajas, citamos que, al no disponer de aristas ni bordes, no causan llagas. Además, como son removibles, pueden quitarse a la hora de comer y, por supuesto, facilitan la higiene bucal. No obstante, deben mantenerse colocados entre 18 – 24 horas para conseguir el efecto deseado.

Lógicamente también requiere de revisiones periódicas donde se cambian las férulas por otras, conforme al progreso de la alineación.

Quizás también te interese leer: Brackets linguales:la ortodoncia oculta

Algunos datos sobre ortodoncia invisible:

En este apartado te ofrecemos algunos datos comparativos entre los aparatos expuestos anteriormente.

  • Sobre la duración del tratamiento. Seguidamente te ofrecemos tiempos orientativos, en tanto va a depender del estado de la boca de cada caso particular:
    • Alineadores invisibles: se sitúa entre 7 y 18 meses. 
    • Brackets de uso lingual: entre 18 y 24 meses. 
    • Brackets de cerámica y de zafiro: entre 18 y 36 meses.
  • Sobre los materiales:
    • Mientras que los brackets pueden fracturarse o perder algún elemento ante un traumatismo o una mordida indebida, los alineadores no presentan problemas en este aspecto.
  • Sobre la higiene:
    • Alineadores: Pueden quitarse para comer, por lo que la higiene bucal es más cómoda, rápida y efectiva. Las férulas sólo necesitan agua y jabón.
    • Brackets: Necesitan más tiempo porque los aparatos dificultan el acceso a determinadas zonas. Por ello, hay que ayudarse de otros elementos como cepillos interproximales o el irrigador bucal; que son recursos necesarios cuando se lleva brackets, ya que existe un mayor riesgo de aparición de caries por la dificultad de realizar una limpieza efectiva.
  • Sobre la estética:
    • Aunque es una cuestión de gusto, si nos ceñimos a la “invisibilidad” del producto, tendríamos el siguiente orden:
      • Alineadores
      • Brackets:
        • linguales
        • de zafiro
        • cerámicos
  • Sobre el costo:
    • Como es lógico, el costo será inversamente proporcional a lo relacionado en el apartado anterior. Aunque hay que aclarar que, a causa de menor demanda, los linguales son, actualmente, los que presentan un mayor coste.

Confiamos en que este post pueda ayudarte a conocer mejor las opciones estéticas existentes en ortodoncia.

Si tienes alguna duda sobre éste u otro tema contacta con nosotros y estaremos encantados de atenderte.

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, te animamos a que luzcas tus dientes sin complejos a través de cualquier tratamiento de los expuestos Asimismo te ofrecemos la ortodoncia tradicional que, lógicamente, también ha sufrido una gran evolución.

¡ No te escondas, luce tu dentadura !

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

La piorrea dental: Prevención y tratamiento.

Siguiendo el hilo de nuestras anteriores publicaciones, tratamos hoy el tema de la piorrea dental,  lo que en términos clínicos recibe el nombre de periodontitis.

Vamos a definir qué es, cuáles son sus causas, síntomas y los factores que fomentan su aparición, así como su tratamiento y los cuidados de prevención.

Lo que sí es evidente es que esta afección es muy perjudicial para todas las estructuras orales que, de no tratarse a tiempo, va a suponer la pérdida de piezas dentales ya que se trata de una enfermedad irreversible.

La piorrea: qué es.

Se trata de una enfermedad periodontal aguda, de carácter infeccioso, causada por la proliferación de placa bacteriana que va a provocar la inflamación del tejido que rodea los dientes, deteriorándose de forma  progresiva.

Cuando la enfermedad está avanzada acaba dañando la estructura del hueso alveolar, provocando la pérdida de la pieza dental.

La piorrea es el resultado de no haber tratado a tiempo otra enfermedad periodontal, que sí es reversible, como es la gingivitis.

Generalmente, la piorrea se inicia alrededor del cuello del diente, donde la encía empieza. Ahí, poco a poco, se alojan las bacterias que acaban formando una bolsa periodontal, llamadas así porque invaden el espacio periodontal,  que es el espacio que se forma entre el diente y la encía a consecuencia de la pérdida de hueso. Y comprometiendo a los diversos elementos que conforman el tejido dental: cemento radicular, ligamento periodontal, hueso y encía.

El gran problema de sufrir piorrea y no tratar esta enfermedad es el riesgo de que las bacterias alcancen otras partes del cuerpo a través de la sangre. Existen patologías cardiovasculares cuyo origen proviene de infecciones bucales. De ahí, la suprema importancia de diagnosticar y tratar la piorrea cuanto antes.

Los síntomas de la piorrea

Es importante saber que las enfermedades periodontales no tienen porqué manifestarse a través del dolor, cuyo síntoma nos pone siempre en alerta.

Los síntomas de sufrir piorrea son:

  • Daños en las encías
    • Sangrado y enrojecimiento. Las encías no deben sangrar, a menos que se ejerza un cepillado agresivo, pero sería algo muy puntual.
    • Inflamación, a causa de la infección originada por la acumulación de placa bacteriana en las bolsas periodontales que se forman bajo ellas.
    • Recesión gingival; esto es, la disminución o pérdida del tejido de las encías. 
  • Daños en los dientes
    • Aparición espacios y abscesos interdentales
    • Presencia de los famosos triángulos oscuros entre los dientes, como consecuencia de la destrucción de las papilas interdentales.
    • Dolor y molestias al masticar.
    • Movilidad dental. Sobre todo, cuando la estructura ósea ya está dañada.
    • Sensibilidad a la temperatura por alimentos calientes y, sobre todo, fríos.
  • Daños en los huesos
    • Es el peor de los síntomas, ya que va a conllevar a la pérdida del diente. Ante esto, la mejor solución es la del implante, aunque existen otras opciones en función del tejido afectado por la enfermedad.
  • Aparición de halitosis, con mal aliento y sabor de boca

Quizás también te interese leer: Los implantes dentales, la solución ideal para volver a sonreír.

Piorrea: Por qué se produce.

Cientos de tipos de bacterias diferentes se encuentran en nuestra boca, siendo muchas de ellas nocivas para la salud oral. Estas bacterias van acumulándose sobre el diente y en las zonas subgingivales y supragingivales que, con el tiempo, acabarán calcificando y formando el conocido sarro dental. 

Esta placa será la que destruya de forma progresiva los tejidos dentales.

  • Es por ello, que la principal causa de la piorrea es una escasa, incorrecta o nula higiene bucal que comienza generando la gingivitis y, al no tratarse ésta, genera la periodontitis.
  • Otras causas que originan la aparición de piorrea son:
    • Hábitos nocivos:
      • Consumo elevado de alcohol
      • El tabaquismo
      • El sobrepeso
      • Deficiente nutrición
    • Patologías que generan deficiencia inmunitaria:
      • Diabetes
      • Osteoporosis
      • Pacientes transplantados
    • Origen hereditario:
      • Predisposición genética
    • Origen farmacológico:
      • Hay ciertos fármacos que favorecen la proliferación de bacterias orales.
    • Otras razones:
      • Trastornos hormonales, sobre todo en las mujeres, por razones de embarazo, menopausia, etc.
      • Ansiedad y estrés elevados
      • Ausencia de control bucal por parte de profesionales
      • Tratamientos dentales deficientemente ejecutados
      • La edad
      • El contagio, aunque esta causa precisa que la persona contagiada sea propensa a ello. De todas formas, el contagio no es algo repentino, por lo que una adecuada higiene bucal lo desactiva. La forma de contagio es a través de la saliva

Diagnóstico y tratamiento de la piorrea 

Para establecer un buen  tratamiento es preciso basarse en un diagnóstico serio. En Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, establecemos un exhaustivo protocolo para el correcto diagnóstico de la enfermedad, donde el tratamiento será adaptado tanto a las características del paciente como al grado de gravedad que presenta la patología, debidamente planificado y con un plan de seguimiento de revisiones periódicas.

El objetivo final del tratamiento consistirá en la eliminación total de las bacterias, reduciendo previamente la inflamación existente.

Para establecer el diagnóstico se realiza un completo estudio periodontal:

  • Localización de bolsas periodontales y análisis de reabsorción ósea mediante un sondaje periodontal.
  • Pruebas de imágenes mediante TAC dental y radiografías con el objeto de conocer la tipología bacteriana así como la pérdida ósea existente.

Como ya hemos dicho, la piorrea es una enfermedad progresiva. Así, dependiendo del estado de la misma, se procederá de una forma u otra atendiendo a la fase en que los tejidos se encuentran afectados.

Fases del tratamiento

En este sentido, cabe distinguir lo siguiente:

  • Fase inicial:
    • En primer lugar, se trata de erradicar la infección y, con ello, eliminar la inflamación mediante la prescripción de antibióticos.
    • Limpieza bucal profesional para eliminar la placa bacteriana acumulada en las bolsas periodontales, encías, dientes y raíz a través del curetaje, mediante raspado y alisado radicular.
    • Curetajes específicos para casos concretos de mayor dificultad o gravedad.
  • Fase quirúrgica:
    • Cuando resulta imposible llegar a sitios de difícil acceso y el curetaje no es suficiente método para la eliminación de las bacterias.
  • Fase de seguimiento:
    • Revisiones periódicas cuyos plazos serán establecidos tras la intervención. En ellas se procederá a un plan de limpieza y mantenimiento.
  • Fase regenerativa:
    • En determinadas circunstancias se puede recuperar parte de este hueso perdido, mediante técnicas quirúrgicas de regeneración. Existen técnicas destinadas a ganar ese hueso perdido. Todas deben realizarse tras la estabilización previa de la inflamación en boca para garantizar su éxito.

Quizás también te interese leer: Raspado y alisado radicular. Lo que debes saber.

Medidas preventivas para la piorrea

Tras lo expresado anteriormente, es bastante fácil plantear los cuidados de prevención para evitar la piorrea.

  • Seguir un plan de higiene bucal completo, correcto y adecuado.
    • Ya sabes, tres veces al día, teniendo en cuenta que el cepillado nocturno es el más importante, ya que al salivar menos durante el sueño se reduce el poder antibacteriano y cicatrizante de ésta.
    • El cepillado debe durar, como mínimo, un par de minutos. Debe ser suave para evitar la irritación de las encías.
    • Puedes usar también un irrigador bucal para la eliminación de restos de comidas previo al cepillado.
    • Usar, como complemento de higiene bucal, hilo dental o usar cepillos interproximales.
    • Además, complementar la limpieza con colutorios que, además de refrescar y evitar el mal aliento, van a ayudar también a mantener la boca libre de bacterias.
  • Controlar la ingesta excesiva de alcohol y reducir o, mejor aún, evitar el tabaco.
  • Asistir a las revisiones periódicas establecidas por la clínica para una profilaxis profesional, así como para el seguimiento y control del proceso curativo.

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, te recomendamos que ante los primeros síntomas te pongas en contacto para poder asesorarte, evaluar el estado de tu salud bucodental y planificar tu tratamiento.  Ponemos a tu disposición nuestra experiencia y medios para que recuperes pronto la salud de tu boca.

¡Boca sana y a sonreír!

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Raspado y alisado radicular. Lo que debes saber.

El raspado y el alisado radicular, también conocido como técnica de curetaje dental, son técnicas odontológicas básicas en el tratamiento de las enfermedades de las encías o enfermedades periodontales.

Tienen como objetivo eliminar la placa bacteriana o el sarro que existe en la zona subgingival e  implica la limpieza profunda de las raíces de los dientes.

Debes saber que de no tratarse a tiempo, estas enfermedades pueden provocar la pérdida de las piezas dentales.

En esta entrada te explicamos en qué consiste el raspado y alisado radicular, para qué sirve y qué precauciones tomar.

Pero antes de entrar a fondo en el tema, es preciso hacer un pequeño resumen sobre qué son y por qué se producen las enfermedades periodontales.

Las enfermedades periodontales

Es una patología infecciosa causada por la acumulación de placa bacteriana que afecta a todos los tejidos que dan protección al diente; es decir, a la encía, al hueso alveolar, al cemento radicular y al ligamento periodontal. 

Las enfermedades periodontales por excelencia son la gingivitis y la periodontitis.

La secuencia que genera estas afecciones es la siguiente:

  • La acumulación de placa bacteriana a causa de una deficiente higiene bucal va a provocar la inflamación de las encías, que se manifiesta a través, no sólo de la inflamación, sino también por sangrado y dolor. Estamos hablando de la gingivitis, que no afecta al hueso, y que con la higiene y tratamiento adecuados no tiene porqué desembocar en una afección más grave.  
  • Si la gingivitis no es tratada a tiempo comenzarán a aparecer otros síntomas más graves como la destrucción del ligamento periodontal y el alcance del hueso. Además, existen factores de riesgo que favorecen el avance rápido de esta enfermedad de carácter hereditario, por pacientes con diabetes o por el hábito nocivo del tabaco. En este caso, hablamos de periodontitis, donde el diente queda desprotegido con el riesgo elevado de perderse.

Desde Dr.Calvo, tu clínica dental en Sevilla, te invitamos a conocer nuestros protocolos de prevención y de actuación para estas enfermedades, donde la higiene bucal tiene un papel predominante para evitar la acumulación de bacterias y sarro.  

Quizás también te interese leer: ¿Qué es la periodontitis?

Raspado y alisado radicular: diagnóstico y proceso

  • Diagnóstico. Una vez diagnosticada la enfermedad con la ayuda de una sonda periodontal y una serie de radiografías se establece la gravedad de la misma, se procede con las técnicas de raspado y alisado radicular; pero ¿qué ha sucedido en la boca del paciente con gingivitis o periodontitis?

Las bacterias a medida que van destruyendo los tejidos generan huecos cada vez más profundos que reciben el nombre de bolsas periodontales. El problema surge cuando a estos espacios profundos ya no es posible acceder a través del cepillado y estas bolsas cada vez acumulan más bacterias.

Esta placa comienza a adherirse a la superficie del diente, calcificándose y originando el sarro. Esto acaba con una infección que destruye la estructura que sostiene al diente, quedando suelto y originando su pérdida

  • El proceso. Es preciso eliminar la infección de encías y detener el avance de la misma a través de:
    • Raspado dental: Técnica que consiste en eliminar el sarro y la placa bacteriana alojados en las bolsas periodontales que se han formado bajo las encías y alrededor del diente (línea amelo cementaria)
    • Alisado radicular: Descontaminar la raíz del diente de bacterias evitando que el biofilm pueda incrustarse en el diente.

Raspado y alisado radicular: objetivo y procedimiento

  • El objetivo: Evitar la destrucción del hueso que sostiene las piezas dentales y, por otro, restituir la salud a la totalidad de los tejidos periodontales:
    • En primer lugar, irá raspando de las superficies del diente, tanto sarro como placa hacia la bolsa periodontal
    • Una vez realizado el raspado se procede a pulir y alisar el área de la raíz.
  • El procedimiento.  
    • El odontólogo valorará si el raspado y alisado radicular, para la eliminación de sarro y placa bacteriana, lo realiza a través de una de las siguientes técnicas:
      • A través de un instrumental conocido con el nombre de curetas (de ahí el nombre clásico de curetaje) Hablamos, entonces, de técnica manual.
      • A través de instrumentos específicos de ultrasonidos y rotatorios.
    • Asimismo, se valorará por parte del odontólogo, la aplicación de anestesia.
    • Dependiendo de la gravedad de la enfermedad y las particularidades del paciente, el odontólogo planificará su intervención de  raspado y alisado radicular de la siguiente manera:
      • Por cuadrantes: Cada arcada se divide en dos, obteniendo cuadrantes superiores e inferiores, izquierdos y derechos.
      • Por hemiarcadas: Se trabajaría sobre el lado inferior y superior de un lado.
      • En una sola sesión.

Quizás también te interese leer: Dolor de encías: causas y tratamientos

Efectos y consejos tras la intervención

Una vez realizado el raspado y alisado radicular:

  • Pueden darse signos de sensibilidad y molestias, sobre todo en aquellas zonas donde existiera menos soporte óseo, pero que desaparecen a los pocos días. 
  • Lógicamente, la inflamación desaparecerá y las encías acabarán sanando.
  • Consejos de prevención:
    • Tras la intervención, se debe seguir una exigente y minuciosa higiene bucal, utilizando además cepillos interproximales, seda dental, pastas y enjuagues específicos para dientes sensibles.
    • Por supuesto, abandonar tanto el hábito del tabaco como alimentos y bebidas ácidas y azucaradas.
    • Desde la clínica se planificará una serie de sesiones de seguimiento para evaluar el progreso, que oscilarán entre los 3 y los 6 meses.

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, te recordamos la importancia de tu estrecha colaboración en la prevención de enfermedades bucales a través de una adecuada y correcta higiene oral; así como la visita a la clínica para las revisiones periódicas.

Si tienes algunos de los signos expuestos en este artículo, no dudes en contactar con nosotros. Te informaremos y asesoraremos en el tratamiento más idóneo para tu boca.

¡No pierdas tiempo, no pierdas piezas dentales!

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Flemón o absceso dental: qué es y cómo se cura

Sin lugar a dudas, el flemón es una de las afecciones bucales más habituales que de no tratarse a tiempo puede constituir un serio problema para la salud de la boca.

Para evitar tanto ésta como otras patologías bucales, desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, insistimos continuamente en la importancia de llevar una correcta higiene oral como método preventivo así como planificar visitas periódicas a la clínica.

Todos conocemos las molestias y dolores que causa un flemón, además del aspecto antiestético que produce.

Por ello, es fundamental que se proceda a su tratamiento en cuanto aparecen sus síntomas, para evitar que el flemón genere una enfermedad bucal de mayor gravedad, ya que puede dañar otras estructuras de la boca.

En esta entrada queremos explicarte qué es un flemón, los tipos, sus causas, sus síntomas y cómo se cura.

Qué es un flemón o absceso dental

El absceso dental o, comúnmente, flemón es una afección bucal inflamatoria de tipo infeccioso que se manifiesta en las zonas mucosas de la boca como son las encías y en ápice de un diente, originando dolores agudos.

La formación del flemón tiene su origen en bacterias alojadas en los dientes o encías que se propagan hacia el resto de tejidos que los rodean. Esta propagación bacteriana supone la gestación de pus que alcanza la raíz del diente y las encías con su consecuente inflamación.

Si las bacterias alcanzan los huesos puede provocar, incluso, la pérdida de piezas dentales.

El flemón: tipos según su localización

Los abscesos son huecos donde se acumula pus y tejido inflamatorio por la infección de un tejido. El pus se genera como consecuencia de las propias defensas del sistema inmunitario que intentan combatir la infección.

Dependiendo del lugar donde aparece el flemón, se distinguen los siguientes tipos:

  • Flemón de la encía: Es el flemón menos grave ya que la infección sólo ha alcanzado la mucosa (encía)
  • Periapical: Cuando la infección ha llegado al tejido conectivo, vasos sanguíneos y el nervio. En este caso hablamos de infección de pulpa dental y, en tanto afecta  al nervio, presentan un cuadro de intenso dolor..
  • Periodontal: En este caso, la infección ya ha afectado al hueso y recibe este nombre por ser causado por enfermedades periodontales, afectando a la unión del diente con el hueso, ligamento periodontal. Ya hemos dicho que este tipo de flemón puede causar la pérdida de piezas dentales.
  • Endo-perio: Este tipo es una combinación del flemón periapical y del flemón periodontal. Se trata de una lesión inflamatoria de un mismo diente que tiene afectada la pulpa y, al mismo tiempo, sufre una enfermedad periodontal. El flemón de endo-perio puede manifestarse a través de diversas particularidades clínicas: los conductos laterales, los túbulos dentinarios y el foramen apical. Por regla general, este tipo de flemón acarrea la pérdida del diente y gran pérdida de hueso. Para su reposición con implante se hace necesaria una regeneración ósea.

Cuáles son las causas que originan un flemón

Ha quedado claro que el origen del flemón es una infección bacteriana pero ¿qué ha causado la infección?

Aunque son varias las causas por las que puede aparecer un flemón o absceso dental, el punto de partida es una inadecuada higiene oral que supondrá la acumulación de placa bacteriana y la aparición de sarro. También puede ser por un traumatismo que genere un defecto o fractura en el diente.

  • Las caries. Se producen por desgaste de las distintas capas del diente. Cuando las bacterias han desgastado el esmalte, la infección aún no tiene la fuerza necesaria para causar un flemón. Es decir, si se trata la caries se elimina el riesgo de sufrir un absceso. Por lo tanto, la caries que origina un flemón es una caries ya avanzada que ha llegado hasta la misma pulpa. El flemón  periapical es provocado por la caries.
  • Patologías periodontales. Las bacterias alcanzan los tejidos que forman el periodonto: encía, cemento radicular, ligamento periodontal y hueso alveolar. Las enfermedades periodontales están causadas por la formación de placa bacteriana en los dientes como consecuencia de una deficiente higiene, causando gingivitis o periodontitis, más conocida como enfermedad periodontal o  piorrea.
  • Tratamientos dentales previos. Como producto de intervenciones bucales que no finalizaron con éxito o por defecto de prótesis deficientes
  • Traumatismos. Los golpes en los dientes pueden provocar lesiones internas no detectadas a simple vista. Lo mismo sucede con las fracturas. Los golpes pueden crear pequeñas fisuras por donde entran las bacterias que acaban invadiendo el diente. 

Quizás también te interese leer: Caries: causas, tipos y tratamientos

Los síntomas del absceso dental  

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, queremos hacer hincapié en la necesidad de un tratamiento inmediato para que el flemón no acabe terminando con la pérdida del diente.

Por ello, destacamos que la sintomatología que presenta un flemón es sumamente evidente, por lo que es preciso pedir cita en la clínica cuanto antes.

Los síntomas pueden ser: 

  • Hinchazón. Producida por la inflamación y que puede afectar a los nervios de la cara. 
  • Dolor constante e intenso de dientes y hipersensibilidad dental que se manifiesta, sobre todo, con la toma de alimentos fríos o calientes. El dolor puede afectar a zonas como los oídos o la garganta.
  • Enrojecimiento y sangrado de encías. 
  • Debilidad corporal y fiebre.
  • Halitosis y mal sabor de boca a consecuencia de la presencia de caries o placa dental.
  • Problemas para abrir la boca por contracción de los músculos. Esto recibe el nombre de trismo.

Quizás también te interese leer: Ponle fin a las encías inflamadas

Cómo se cura un flemón

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, lo primero que te recomendamos es que pidas cita en la clínica a al mayor brevedad.

El primer paso que estudiaremos será diagnosticar el tipo de flemón que se trata y cuáles fueron las causas que lo provocaron.

  • Antes de iniciar cualquier tratamiento es necesario:
    • Eliminar la infección mediante fármacos antibióticos.
    • Extraer el pus acumulado mediante drenajes con el objetivo de reducir la inflamación.
    • Reducir el dolor con productos analgésicos antiinflamatorios.
  • Después de haber eliminado la infección y reducido la inflamación procedemos a:
    • Evaluación de los daños producidos por el flemón
    • Propuesta de tratamiento en función de los trastornos ocasionados:
      • Planteamiento de reconstrucción mediante un tratamiento de endodoncia para salvar la pieza dental cuando ha sido atacada por la caries:
        • Eliminar la parte profunda del diente (pulpa), lo que comúnmente se conoce como matar el nervio.
        • Sellado de conductos. 
        • Reconstrucción del diente.
      • Planteamiento tratamiento periodontal cuando la causa ha sido una periodontitis o piorrea. En aquellos casos graves será necesaria la extracción dental.
      • Propuesta de implantes en el caso de haber sufrido pérdida dental.

Quizás también te interese leer: Endodoncia: Qué es y cuándo se aplica

Si notas algunos de los síntomas presentados o quieres saber más sobre éste u otro tema relacionado con tu boca, no dudes en contactar cuanto antes con nosotros.

En Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, procederemos a realizar el mejor de los diagnósticos para tu boca, ofreciéndote un tratamiento personalizado que elimine esa afección bucal tan antiestética y dolorosa como es un flemón. 

Te ofrecemos la mejor atención de nuestro equipo de profesionales con tratamientos de calidad y total garantía.

¡ La higiene bucal es el mejor tratamiento para evitar un flemón !

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Caries: causas, tipos y tratamientos

Caries Dental - Clínica Dental Doctor Calvo

La caries no es sólo la más común y extendida de las afecciones bucales sino también la causante de otras patologías dentales de mayor gravedad.

En esta entrada queremos que conozcas que existen varios tipos de ellas, según el lugar dónde aparecen.

La caries puede llegar a dañar la dentina, debilitándola y provocando la pérdida de la pieza dental.

Las revisiones periódicas a la clínica dental evitan estas situaciones, además de sus consecuencias.

Vamos a explicarte qué es una caries, qué causas la originan, sus tipos y sus tratamientos.

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, siempre proponemos la prevención como el  mejor de los tratamientos; por ello, insistimos en el hábito de una correcta y regular ejecución de la higiene bucodental para evitar cualquiera de los tipos de caries.

No obstante, hay personas con mayor riesgo de padecer caries a pesar de llevar una buena higiene dental; bien por mantener hábitos nocivos para la salud bucal o bien por haberse sometidos a tratamientos dentales que impiden una limpieza efectiva.

¿Qué son las caries?

En la boca se concentran centenares de especies de microorganismos que cohabitan y conforman un ecosistema de muchos millones de bacterias. Se trata de la conocida flora saprofita que no es nociva para el organismo.

¿Qué sucede? Pues si alteramos el equilibrio biológico de esta flora por malos hábitos higiénicos, alimentación inadecuada, ingesta de fármacos y por otros factores medioambientales, puede convertirse en flora patógena.  

Este desequilibrio favorece la placa bacteriana y ésta, a través de los ácidos que produce, deteriora el sistema dental dando lugar a la aparición de tipos de caries, cuyos efectos son irreversibles.

Las caries son orificios que brotan al descomponerse el esmalte para llegar hasta la dentina y, finalmente, al mismo nervio del diente, provocando su infección.

El proceso evolutivo de una caries sería:

  • Erosión en el esmalte. Apenas son detectables en esta fase a menos que acuda a una clínica dental, pues no presentan sensibilidad ni dolor.
  • Ataque a la dentina. En esta fase la caries es más agresiva al no encontrar la resistencia que tiene el esmalte. El diente afectado se manifestará con mayor sensibilidad ante las temperaturas, azúcares y/o ácidos.
  • Penetración en la pulpa. Aparición del dolor, conocido como pulpitis. Aquí ya estaríamos ante la necesidad de no sólo reparar la caries sino de realizar un tratamiento de endodoncia.
  • Afectación del entorno. La infección pasa a extenderse a encías y hueso; es la pulpitis crónica y flemón, con la consecuente destrucción de tejido alrededor del diente.

¿Qué causas provocan las caries?

Las causas que intervienen en el proceso de la formación de las caries vienen determinadas por diferentes factores.

Es evidente que la causa principal radica en la placa bacteriana y, más concretamente, en la llamada placa cariogénica, cuyas bacterias son las causantes de las caries. 

Además, de la causa bacteriana, existen otros agentes que favorecen la aparición de caries:

  • La no eliminación de la placa bacteriana adherida a los dientes a causa de una deficiente higiene bucodental. Mantener la placa bacteriana da origen al sarro que, además de destruir el esmalte, afecta también a la salud de las encías.
  • El abuso de alimentos con alto contenido en azúcar o en carbohidratos favorecen la formación de caries. Los carbohidratos potencian la generación de más ácidos por parte de las bacterias.
  • Como dijimos en la introducción hay personas más propensas a sufrir de caries a pesar de llevar una buena higiene bucodental. Se trata de razones hereditarias que, hoy día, a través de análisis de la saliva permiten establecer protocolos especiales de cuidado y tratamiento.
  • La xerostomía o sequedad en la boca provoca la dificultad en generar la saliva necesaria que, como ya sabemos, es la defensa natural de nuestro cuerpo contra las caries. La xerostomía puede venir originada por tratamientos específicos como quimio o radioterapia o el consumo continuado de ciertos fármacos como, por ejemplo, los inhaladores para asmáticos.

Quizás también te interese leer: Endodoncia: Qué es y cuándo se aplica (1ª parte)

Los tipos de caries

La tipología de las caries no obedece a las causas que las generan sino al lugar donde se emplazan; es decir, una caries es lo que es y se distinguen por el área donde se encuentran dentro de su proceso evolutivo o por la zona donde se producen.

De esta manera se establecen los siguientes tipos:

  • Caries incipiente o caries del esmalte. 
    • Emplazamiento: Superficie oclusal del diente, por donde se mastica; es decir, en la parte superior de la corona; preferentemente en molares y premolares. Constituye el tipo de caries más habitual; pudiendo presentarse en las caras libres, no sólo en la parte triturante.
    • Causa más normal: Al tratarse de la zona masticatoria es donde más restos de comida se acumulan; produciéndose desmineralización en la parte de tejido afectada.
    • Diagnóstico
      • Afecta al esmalte
      • Manchas blancas y/o surcos negros.
      • Decoloración del diente por pérdida del esmalte
    • Población:
      • Afecta a todas las personas, siendo muy común en la edad infantil. 
  • Caries de fisura o caries de fosa.
    • Emplazamiento:  En las fisuras, grietas o surcos de los dientes; sobre todo, en los primeros molares.
    • Causa más normal: La invasión de bacterias en los tejidos dentales a través de los canales señalados.
    • Diagnóstico:
      • Afecta al esmalte y dentina
      • Manchas amarillentas
      • Difícil de detectar a simple vista; incluso en la radiología se manifiestan como áreas blancas.
    • Población: Edad infantil y adolescencia.
  • Caries radicular o caries pulpar
    • Emplazamiento: En la pulparaíz del diente. Este tipo de caries es el que más pérdida de piezas dentales provoca.
    • Causa más normal: La recesión de las encías hace que la raíz del diente quede desprotegida, siendo un canal fácil de acceso para la placa bacteriana.
    • Diagnóstico:
      • Afecta a la dentina,  pulpa y raíz.
      • Manchas amarillentas y marrones
      • Cepillados inadecuados de los dientes; es decir, de una forma demasiado agresiva que daña la encía.
      • Padecer de enfermedades periodontales (gingivitis o periodontitis) 
    • Población: Personas adultas.
  • Caries interdental. 
    • Emplazamiento: Espacios interproximales; esto es, la zona entre dos piezas dentales.
    • Causa más normal
      • El cepillado normal no alcanza estas zonas como debiera por ser de difícil acceso. Esto hace que se acumulen restos donde la placa bacteriana se desarrolle fácilmente, formando sarro y, con ello, producir la caries. 
    • Diagnóstico:
      • Su difícil acceso hace también posible que no sean visibles, quedando ocultas.
      • En la clínica dental, mediante radiografía
    • Población: Todas las personas; especialmente, en pacientes que tienen apiñamiento dental o tratamientos previos realizados.
  • Caries recurrente o secundaria (también dentinaria). 
    • Emplazamiento: Cualquier zona de la boca
    • Causa más normal
      • Como efecto de tratamientos anteriores:
        • Por generación de placa bacteriana en torno a prótesis o empastes antiguos.
        • Por transferencia de una caries mal tratada.
    • Diagnóstico:
      • Controles periódicos o revisiones de tratamientos efectuados. 
      • Aumento de la sensibilidad dental
      • Mediante examen clínico y radiografías específicas. Generalmente la existencia de sombras radiolúcidas junto a restauraciones previas.
    • Población: Pacientes tratados con prótesis o empastes. 

Y ¿qué es eso de la caries rampante?

Es aquél tipo de caries con una evolución bastante rápida; es decir, desde el momento que afecta al esmalte hasta llegar a la dentina, pulpa y raíz se desarrolla en un breve espacio de tiempo.

Aunque puede afectar a todo tipo de personas, es bastante común entre los bebés; de ahí, que también reciba el nombre de caries del biberón.

Tratamientos existentes

Los tejidos dentales afectados por la caries no pueden regenerarse; es decir, la acción de la caries, como hemos dicho anteriormente, es irreversible.

Todos los tratamientos para las caries tienen como objetivo devolver la estructura perdida al diente forman parte de lo que se conoce como odontología restauradora.

En razón de esa estructura perdida, los tratamientos serán:

  • Para caries muy incipientes que sólo han afectado a parte del esmalte, un tratamiento a base de empaste mínimamente invasivo. El objetivo es recuperar ese esmalte por medio de la reparación, sin dañar el resto del diente. 
  • Para caries que han traspasado el esmalte y han llegado a la dentina sin generar demasiada destrucción estructural, el tratamiento más normal es la obturación. Este proceso, más conocido como empaste, consiste en la eliminación del tejido atacado por la caries y su sellado con resina sintética, conocida como composite. De esta manera, se elimina el foco bacteriano y se impide que la caries siga avanzando hacia la pulpa y la raíz. Dentro de los tratamientos de obturación tenemos:
    • Reconstrucciones indirectas, realizadas por el laboratorio fuera de boca y cementadas en boca. Otorgan más resistencia. Se utilizan para destrucciones de varias partes de las coronas.
    • Reconstrucciones directas: Son las más extendidas por su inmediatez. Indicadas cuando existe una destrucción de sólo algunas partes del diente. Se trata de intervenciones realizadas directamente por el dentista en la boca del paciente: empaste o reconstrucción.
  • Para los supuestos de caries avanzadas que han llegado a destruir todos los tejidos del diente y alcanzar el nervio, el tratamiento a seguir será el conocido como tratamiento de conducto o endodoncia. Consiste en evitar la extracción de la pieza extirpando la pulpa (matar el nervio) y el sellado de sus conductos con un relleno de material inerte a través de diferentes tipos de reconstrucciones.

Quizás también te interese leer: Endodoncia: Tipos de reconstrucciones (2ª parte)

Caries: consejos de prevención

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, repetimos una y otra vez que el mejor tratamiento es la prevención.

Por ello debes tener en cuenta:

  • Llevar a cabo, de forma diaria, una completa higiene bucal que, además del cepillado, contemple el uso de seda dental y enjuagues bucales.
  • Cuidar de los excesos de azúcar, almidón y carbohidratos en la alimentación.
  • Mantener revisiones periódicas con tu dentista y planificar limpiezas profesionales en la clínica. 

Quizás también  te interese leer: Prótesis dental sin metales: coronas, carillas e incrustaciones

Si tienes dudas sobre éste u otro tema, no dudes en consultarnos o visitarnos. En Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, te recomendamos que, desde los primeros signos de caries u otra patología, acudas a nuestro centro. Recibirás experiencia profesional contrastada y elaboraremos el mejor diagnóstico de la salud de tu boca. 

¡ Anticípate al avance de las caries y no perderás los nervios

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
1ª cita gratuita

¿Quieres que estudiemos tu caso?¿Una segunda opinión?
Llámanos 954 65 60 70