All fields are required.

Close Appointment form

Prótesis dental sin metales: coronas, carillas e incrustaciones

  • Home
  • Prótesis dental...
Prótesis dental sin metales: coronas, carillas e incrustaciones
icon
Prótesis dental sin metales: coronas, carillas e incrustaciones

No Comments

En nuestra clínica dental en Sevilla Dr. Calvo apostamos por la renovación constante, tanto en los conocimientos de los avances como en los recursos materiales. Por ello, te ofrecemos en esta entrada todo lo que necesitas saber sobre prótesis dental sin metales. La tecnología CAD-CAM ha permitido confeccionar restauraciones con materiales biocompatibles y bastante resistentes, consiguiendo una funcionalidad y estética naturales.

Prótesis dental sin metales: coronas, carillas e incrustaciones | Clínica Doctor Calvo


¿Por qué decimos prótesis dental “sin metales”?

La gran mayoría de prótesis que se fabrican en metal no son 100% biocompatibles con el cuerpo humano. Estos metales pueden producir en la boca reacciones negativas como alergias, sensibilidad, tinciones en la mucosa y un largo etcétera. 

Aparte del titanio, está demostrado también que el zirconio (catalogado como metal en la tabla periódica) funciona como cerámico y es igualmente biocompatible. 

Además de las cerámicas, otro material que utilizamos frecuentemente para la elaboración de  carillas, coronas y puentes es el disilicato de litio que ofrece excelentes resultados en funcionalidad y estética en dientes dañados.

¿Por qué nuestra boca no es biocompatible con los metales? 

La naturaleza hace que el cuerpo humano genere procesos para rechazar los elementos extraños que lo invaden. Por un lado,  nos defendemos de virus y bacterias, eliminando aquellas proteínas que son ajenas al organismo. Por otro lado, el proceso de ionización por el que los metales en contacto con los fluidos biológicos captan oxígeno y se oxidan. Acaban uniéndose a nuestras propias proteínas y es cuando nuestro cuerpo los rechaza al reconocerlos como agente invasor.  

Es por eso que, a día de hoy, aunque no esté totalmente demostrado que en todas las prótesis de metal que llevemos en boca se vayan a desencadenar estos fenómenos, la probabilidad a largo plazo es alta. De ahí, que esté en auge la utilización de prótesis sin metal, pues son altamente biocompatibles y no desencadenan ningún proceso en nuestro cuerpo.

No obstante, no hay que confundir esta explicación sobre el rechazo de nuestro cuerpo a los metales con otras causas por las que en nuestro organismo puede fracasar un tratamiento dental. 

  • Estas causas de fracaso pueden ser:
    • El tabaquismo
    • La gingivitis
    • Una deficiente higiene bucal
    • Caries
    • Bruxismo
    • Traumatismos
    • Pérdida del diente adyacente

La prótesis dental sin metales

La prótesis es un elemento no natural usado por los odontólogos para recomponer los dientes defectuosos o perdidos de los pacientes. Con estos elementos se recupera la función de la masticación y la apariencia física. La ciencia médica que se ocupa de las prótesis dentales es la prostodoncia. 

Clases de prótesis dental sin metales 

Las prótesis fijas se aseguran a dientes e implantes y se mantienen unidas a la boca del paciente de forma permanente. No precisan período de adaptación ya que quedan fijas desde el principio. 

Existen cuatro tipos generales de prótesis fijas: (coronas, puentes, carillas e incrustaciones)

Coronas

  • Las coronas dentales se usan para recuperar tanto la funcionalidad como la forma de los dientes a causa de desgaste o fractura. Pueden colocarse sobre  los implantes o sobre dientes. En este último suele ser normal que haya que tallar el diente para adaptarlas. Las fundas están hechas de diferentes materiales, siendo las de zirconio y disilicato de Litio las más sólidas. Las coronas sin metal están fabricadas para aportar una excelente naturalidad. Se recomienda su colocación, entre otros casos: 
    • Ante la fragilidad de un diente, evitar su fractura o recomponerlo si ya se ha roto. (Incrustaciones)
    • Para ocultar tinciones no deseadas. (Carillas o coronas)
    • Cubrir obturaciones, dientes muy rotos o implantes dentales. (Coronas)

Puentes

El uso de los puentes es el de sustituir una o más piezas dentales y se trata de una estructura con dos o más coronas. Aunque hay varios tipos, el más popular es el de tres coronas para reponer una o varias ausencias.

  • Otro tipo de prótesis son aquéllas que se utilizan para rehabilitar la boca mediante la sustitución total de las arcadas superior e inferior. Son como los puentes pero en tamaño de una arcada completa y por lo tanto algo más complejas de realizar.

Carillas 

La carilla es una lámina delgada que se coloca adherida en la parte frontal de los dientes. El objetivo de la carilla es puramente estético, corrigiendo la forma o el color del diente. Se fabrica  a medida del diente dañado. Aunque también podemos a día de hoy recuperar las función con ellas e incluso reponer la fonación con determinadas sílabas.

Su ventaja es que son mínimamente invasivas, ya que, apenas hay que tratar el diente para poder colocarlas. Su efecto es el de una lente sobre el diente

¿Qué tipos de carillas existen?

La clasificación de las carillas depende del material del que estén fabricadas. Existen dos tipos de carillas: las de composite y las de porcelana.

  • Fabricadas con composite.
    • Contienen una resina sintética que se adhiere al diente dando nuevas formas estéticas y/o colores más blancos.
    • Se colocan directamente sobre el diente. El odontólogo aplicará esta resina e irá modelándolas sobre el diente hasta conseguir la mayor naturalidad posible, adecuando también el color. 
    • Su duración es de unos 6 años aproximadamente y es necesario la visita al dentista para revisiones periódicas de las mismas y pulidos para retomar su brillo.  
    • En caso de fractura o infección bajo el diente, pueden retirarse o renovarse y seguramente deba volverse a preparar el diente.
  • Fabricadas en porcelana.
    • Existen múltiples tipos de cerámica: de zirconio, feldespáticas, de silicato de litio, reforzadas con leucita, etc. Será el odontólogo quien elija el material según la demanda estética y funcional de estas.
    • Indicadas en casos de: 
      • Dientes fracturados.
      • Cierre de espacios amplios a restaurar.
      • Cuando se desea algo más estable en el tiempo. Su duración media rebasa los 10 años (dependiendo del mantenimiento de la boca del paciente)
      • Cuando el cambio a realizar sobre el diente es más notable (no están indicadas las de resina)
      • En pacientes periodontales, ya que sus bordes son más fáciles de mantener higiénicamente. 
    • Va a precisar de dos visitas: una previa donde se prepararán los dientes a restaurar, tomando el molde y color del diente. Posteriormente, fabricada la carilla, se cementará. 
    • El aspecto de estas carillas es de un color más natural que las de composite. 
    • Son más costosas que las de composite y su duración puede llegar a alcanzar los 15-20 años.
    • Las carillas de porcelana no pueden renovarse; en caso de daño se debe retirar y colocar otra nueva. 

Incrustaciones 

Llamamos incrustación dental a la restauración parcial que se realiza de las piezas dentales posteriores cuando existe una pérdida en su estructura.  En general, para restaurar los dientes afectados por grandes caries, por desgaste o fisuras, ya sea de la propia edad, por maloclusión o por bruxismo.

La incrustación dental se adapta con precisión a la anatomía del diente. Hay casos donde la incrustación reemplaza a la corona, lo que hace que no se requiera tallar la dentadura.

Cuándo elegir una incrustación dental sin metales

Será el odontólogo quien asesore sobre esta cuestión, teniendo en cuenta los siguientes parámetros:

  • Cuando hay ausencia de caries y se observa una correcta higiene bucal y se necesita reponer dientes fracturados
  • El diente a tratar no debe estar excesivamente deformado.
  • Cuando se trate de dientes previamente endodonciados.
  • Es el tratamiento a realizar hoy en día para evitar grandes daños al diente. Pues mantiene mucha estructura del propio diente dándole altísima resistencia.

Las incrustaciones están especialmente en restauraciones indirectas, en dientes que se encuentren fracturados o desgastados y en dientes posteriores que presenten extrusión.

Ventajas e Inconvenientes de la incrustación dental sin metales

  • Ventajas
    • Otorgan total funcionalidad a la pieza tratada
    • Corrigen la hipersensibilidad dental en el caso de las resinas.
    • Reducen los efectos nocivos de las caries y reparan el diente.
    • Las incrustaciones dentales proporcionan excelente estética dental por encima de las prótesis que contienen metal.
    • Simulan excelentemente la anatomía original del diente.
    • Podemos cambiar formas y colores dando la estética y blanco deseado por el paciente.
  • Inconvenientes. No se recomienda si:
    • Se aprecian daños extensos en la pieza dental a tratar.  
    • Se observa que el paciente no sigue una adecuada higiene bucal.
    • Existen prótesis parciales que descansan sobre las piezas a tratar.

Tipos de incrustación dental sin metales

Clasificaremos los tipos de incrustaciones conforme al daño a restaurar de la pieza dental; es decir, si el daño es más o menos grave, por lo que se requerirá menor o mayor cantidad de material. En base a esto distinguiremos entre:

  • Incrustación Inlay. Cuando no existe revestimiento de la cúspide dental. (Carillas)
  • Incrustación Onlay. Cuando la restauración consiste en recubrir una o varias de las cúspides. (Incrustación retenida dentro del diente, para reparar grandes caries).
  • Incrustación Overlay. Cuando la restauración requiere del recubrimiento completo de la cúspide. (Dientes altamente destruidos y/o endodonciados).

Consejos para la prótesis dental sin metales

Con independencia de la prótesis que se trate, existen otros factores que es preciso tener en cuenta para su óptima conservación:

  • Revisiones periódicas: Las visitas al odontólogo para revisar el estado de las prótesis son importantes para su conservación; si bien es cierto que dependiendo del material del que esté fabricado nuestra prótesis algunas requerirán que estas revisiones sean más frecuentes que otras, ya que hay materiales que se deterioran a diferentes ritmos.  
  • La higiene bucodental: Este aspecto siempre lo subrayamos en nuestros consejos. La atención diaria a nuestra boca es fundamental para mantener las prótesis en perfecto estado. El cepillado de dientes de forma regular, así como el uso de seda dental y enjuagues bucales van a contribuir a mantener nuestras prótesis en perfecto y, con ello, a prolongar su vida. 
  • La alimentación equilibrada y el especial cuidado a la hora de morder productos duros es otra forma de alargar la duración de nuestras prótesis. 

Quizás te interese leer: Cómo cepillarse los dientes correctamente

La tecnología nos ofrece, al mismo tiempo, la posibilidad de restaurar la funcionalidad de tu boca y de conseguir efectos estéticos que te harán sonreír mucho más.

La trayectoria profesional de nuestra clínica dental Dr. Calvo en Sevilla te asegurará los resultados que esperas y necesitas.

¡ Sonríe al progreso !

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Related Posts

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies