All fields are required.

Close Appointment form

Dolor de encías: causas y tratamientos

Dolor de encías: causas y tratamientos
icon
Dolor de encías: causas y tratamientos

No Comments

En esta época navideña las molestias bucales hacen que nos acordemos de nuestro dentista más que nunca. Es una pena no poder disfrutar de algunos buenos platos en compañía de familia y amigos por culpa de cualquier afección de nuestra boca como puede ser el dolor de encías.

En esta entrada vamos a tratar sobre este dolor, cuáles son las causas que lo provoca y cuáles son los tratamientos indicados para ello.

Debes saber que las encías sanas no duelen; por ello, es importante que desde el momento que se presenten síntomas te pongas en contacto con Dr.Calvo, tu clínica dental en Sevilla, antes de que se convierta en una enfermedad más grave.

Qué son las encías

Es el tejido blando (conectivo fibroso) que se encuentra en la cavidad oral, cubre las mandíbulas y protege la dentadura (hueso y raíz). Este tejido es un componente del “periodonto”, que es un conjunto de tejidos, hueso alveolar, ligamentos periodontales… cuya funcionalidad es mantener la dentadura en su hueso maxilar y mandíbula.

Este tejido interior de la boca tiene un color rosa palo, con un aspecto punteado parecido a la piel de una naranja y es bastante sensible, pudiendo aparecer sangrado o llagas con cualquier roce. 

Está formada por los siguientes elementos:

  • La encía marginal (libre) es la que está alrededor del diente, que podemos mover ligeramente y hasta donde realizamos los tratamientos de higiene dental.
  • La encía insertada o adherida es la que rodea a la raíz, queda por debajo de la encía libre y llega por debajo hasta la inserción muscular o mucosa. 
  • Papila interdentaria o punta de la encía, es el triángulo de encía que queda entre los dientes Su función es la de impedir la irrupción de los alimentos en la zona interproximal de los dientes, de ahí que cuando se pierde se nos empaquetan más los alimentos.
  • La mucosa se distribuye por debajo de la encía insertada. Es la “piel” que recubre las inserciones musculares en el fondo de nuestro vestíbulo.

Síntomas del dolor de encías

  • Antes de ver las causas, vamos a describir cuáles son los síntomas:
  • Inflamación
  • Enrojecimiento
  • Exceso de sensibilidad: irritación
  • Sangrado
  • Coloración morada
  • Halitosis o mal aliento
  • Molestias con la masticación
  • Sensación de movilidad dental o diente crecido.
  • Ante cualquiera de estos síntomas debes plantearte una revisión bucal para ver el grado de enfermedad de tus encías. 

Causas del dolor de encías

Habría que distinguir, previamente, entre dolores puntuales y prolongados. No es lo mismo tener un dolor causado por una llaga que un dolor causado por una infección.

Normalmente, el dolor de encías viene acompañado de inflamación o sangrado pero, ¡atención!, no todas las personas reaccionan a las enfermedades de la misma manera ante el dolor. La ausencia de dolor no implica que no exista una infección de encías. De la misma manera que la ausencia de sangrado no descarta la misma. En el caso de personas fumadoras el sangrado no suele aparecer con facilidad, pues el tabaco enmascara este síntoma.

Como hemos visto en el epígrafe anterior, existen otros síntomas que deben ponernos en alerta.

El dolor de encías, su inflamación, sangrado y otros síntomas obedecen a una serie muy diversa de causas:

  • Infección vírica: son muy comunes y su máximo exponente es la aparición de llagas o aftas bucales en cualquier parte de la mucosa.  Las llagas son heridas en la encía o mucosa que se sobreinfectan produciendo un daño localizado; además, pueden afectar al paladar o a la misma lengua. Una higiene bucal deficiente puede causar este tipo de infecciones.
  • Enfermedades periodontales: (antiguamente, “piorrea”)
    • Gingivitis: Normalmente, la falta de higiene origina esta patología. La acumulación de placa bacteriana (sarro) va a producir sangrados durante el cepillado, inflamación e, incluso, una coloración morada.
    • Periodontitis: Se trata de la segunda fase de la gingivitis si ésta no es tratada adecuadamente; es decir, sucede que se produce la formación de una bolsa periodontal (entre dientes y encías) donde la placa bacteriana no sólo afecta al tejido mucoso que sostiene al diente sino que ataca al hueso que rodea al diente y, normalmente, va a provocar la pérdida de piezas. Además de inflamación y sangrado, aparecerán síntomas como el enrojecimiento, el mal aliento y, por supuesto, un dolor más intenso. Y, algunas veces, abscesos periodontales y pérdida de las papilas interdentales.

Quizás te interese leer: ¿Qué es la gingivitis?

  • Traumatismos: 
    • Intervenciones quirúrgicas
    • Bruxismo. La fricción dental también afecta a las encías y las personas que padecen esta patología son propensos a tener dolores por esta razón. 
    • Encías retraídas. Los cepillados excesivamente fuertes pueden originar la pérdida de tejido protector (encía) y la exposición de la raíz dental, lo que lógicamente provocará dolores y una especial sensibilidad. 
  • Intervenciones dentales: 
    • Mantenimientos periodontales. Tras los tratamientos de raspado y alisado radicular para eliminar placa bacteriana en el interior de las encías, puede aparecer algún dolor eventual durante el periodo posterior de cicatrización
    • Blanqueamientos. Estos programas llevan implícito el uso de una serie de productos que pueden dañar las encías y, con ello, la aparición de dolores. Por eso han de realizarse en la clínica dental y bajo supervisión de un profesional
    • Extracciones dentales. Dolor localizado en la zona del diente extraído.
    • Endodoncias. El tejido que rodea al diente intervenido puede sufrir enrojecimiento, una pequeña inflamación y también dolor localizado de manera transitoria.
    • Ortodoncias. Los aparatos dentales van a producir también molestias en la zona afectada de manera eventual
  • Patologías diversas:
    • Diabetes. Las alteraciones que sufren en los vasos sanguíneos los pacientes diabéticos implica una alteración en la normal circulación de la sangre, pudiendo provocar inflamaciones y aparición de dolor. Además de ser pacientes que suelen tardar más de lo habitual en cicatrizar, por lo que necesitan especial atención
    • Sistema endocrino. Los cambios hormonales, sobre  todo en mujeres por causa del embarazo, el parto o la menstruación misma también puede afectar a las encías. Es ampliamente conocido el sangrado de encías en embarazadas.
    • Nutrientes:  La falta de nutrientes en el cuerpo por una alimentación no equilibrada también van a provocar inflamación y dolor de las encías. Sobre todo en hipovitaminosis (falta de vitaminas) que hará que los tejidos no estén en las condiciones óptimas, siendo propensos a tener problemas con facilidad.
  • Otras causas:
    • Medicamentos. Puede suceder que ciertos efectos secundarios contemplen la posibilidad de daño a estos tejidos. Algunos antidepresivos son conocidos por producir inflamación gingival.
    • Tabaco. Por supuesto, los fumadores tienen mayor propensión al desarrollo de enfermedades periodontales, ya que el tabaco contrae los vasos sanguíneos que van por la encía y elimina  el aporte de oxígeno necesario para la salud bucal.

Tratamiento para el dolor de encías

El tratamiento va en razón con el diagnóstico que te hayamos dado en nuestra clínica. 

  • Enfermedades periodontales. Además de un tratamiento antibacteriano  que elimine los microorganismos, previo análisis  microbiológico para conocer los niveles de placa bacteriana,  se exige un tratamiento más especializado, donde hay que realizar raspados de encías y proceder al limpiado individual de las piezas dentales por debajo de las encías y alisar las irregularidades del cemento radicular (alisado radicular).  Si la periodontitis está avanzada el tratamiento puede no surtir todos los  efectos necesarios y haya que proceder a la cirugía reparadora.
  • Resto de patologías. Si los síntomas no están vinculados a patologías periodontales, cualquier tratamiento antibacteriano específico para encías debe ser suficiente (clorhexidina). Para los casos donde el dolor no va acompañado de inflamación ni sangrado el tratamiento puede ser la toma de analgésicos para aliviar el dolor y, probablemente, unido a una higiene dental de rutina.

Consejos para mantener buena salud en las encías

Si te has recuperado de un proceso patológico de las encías, deberás tener muy en cuenta los siguientes consejos:

  • Evitar en la medida de los posible tanto alimentos como bebidas con azúcar.
  • Iniciar una dieta equilibrada y rica en nutrientes, como vitamina C e hierro. 
  • No faltes a tus 3 citas diarias con la higiene bucal utilizando un cepillo de cerdas finas y suaves. Recuerda que debemos cepillar después de las 3 grandes comidas.
  • Extrema las precauciones con el uso del hilo dental para no causar daños en las encías. Recuerda que tienes otras opciones como los cepillos interproximales y los irrigadores.
  • No todos los enjuagues bucales son iguales. Consulta a tu dentista cuál es el más apropiado para tu caso que no te origine sensibilidad en los dientes.
  • Y ¡cómo no!, elimina el tabaco. Ya sabes que elimina el aporte de  oxígeno que tu boca necesita y favorece la acumulación de placa bacteriana, además de innumerables elementos tóxicos para tus encías y dientes.

Quizás te interese leer: Cómo cepillarse los dientes correctamente

  • ¡Recuerda!: La mejor forma de evitar enfermedades bucales es la prevención y, por supuesto, seguir todas las indicaciones que sobre higiene te ofrezca tu dentista
  • Por último, ten en cuenta que de no atender a tiempo estas enfermedades periodontales, tendremos problemas a la hora de realizar un implante o cualquier tratamiento estético,  ya que el hueso se pierde. 

Ya sabes, ante cualquier síntoma en tus encías no dudes acudir a tu clínica dental en Sevilla, Dr. Calvo, donde pondremos a tu servicio nuestra experiencia y tecnología para diagnosticar las causas y tratarlas adecuadamente.

¡El mejor tratamiento para tu boca es la prevención!

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Related Posts

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies