All fields are required.

Close Appointment form

Herpes labial: síntomas, causas y tratamiento

Herpes labial: síntomas, causas y tratamiento
icon
Herpes labial: síntomas, causas y tratamiento

No Comments

La época veraniega y de más calor se presenta como la más propicia para sufrir herpes labial; no obstante, existen ciertas circunstancias que hacen que esta infección aparezca en otras estaciones del año.

Aunque se trata de una enfermedad muy común, hay personas que no la han padecido nunca y, por otro lado, hay quien la sufre de forma periódica. El porqué de esto es fácil de entender, un herpes labial puede curarse pero no el virus que lo origina. El virus no desaparece y se reactiva según determinadas condiciones.

También hay quien confunde el herpes labial con otras afecciones bucales. Por ello, en esta entrada vamos a definir qué es el herpes labial, qué lo origina, cuáles son sus síntomas y cuál es su tratamiento.

Por último, aunque lo denominemos “herpes labial” debes saber que también es conocido como herpes oral, herpes simple y herpes febril.

Qué es un herpes labial

Se trata de una infección vírica que afecta a la boca. Aunque mayormente se desarrolla en los labios, puede aparecer alrededor de ellos e, incluso, en las encías.  

La infección, originada por el herpes simple,  se manifiesta en forma de ampollas rellenas de líquido, conocidas también con el nombre de “calenturas” (de ahí el nombre de herpes febril). 

Puede tratarse de una sola ampolla o un grupo de ellas, lo que recibe el nombre de brote y, por su localización, resulta algo antiestético.

Como veremos más adelante, estas ampollas que provocan molestias y dolores, acaban deshaciéndose y se convierten en pequeñas costras que desaparecen en torno a dos o tres semanas.

Por último, el herpes labial, como infección vírica que es, es contagioso.

No todo son herpes

Como decíamos al principio, existen otras afecciones bucales como las llagas o aftas.

Al igual que las personas propensas al herpes labial, existen personas propensas a la aparición de úlceras en la boca.

Las llagas van a presentarse, generalmente, en cualquier parte de la boca y no tienen nada que ver con el virus del herpes simple. Las aftas afectan exclusivamente a la membrana mucosa.

Las llagas y aftas suelen presentar un color blanquecino o amarillento y, por supuesto, no son contagiosas

Qué causa el herpes labial y cómo se contagia

Como ya hemos dicho, el herpes labial lo origina el conocido como “herpes simple”. Pues bien, existen 2 tipos: el tipo 1 (HSV_1) y el tipo 2  (HSV_2). El tipo 1 es el que provoca, de forma natural, el herpes labial del que estamos hablando.

Por otro lado, el tipo 2 origina herpes de carácter genital. Por lo tanto, la posibilidad de que el herpes de tipo 2 provoque herpes labiales sucedería exclusivamente a través del sexo oral. 

El contagio del virus del herpes labial se produce por contacto; ya sea con personas que tienen visibles las ampollas o con personas que tienen el virus pero no manifiestan los signos.

En definitiva, el contagio puede darse por contacto directo o a través de elementos compartidos: útiles de cocina, productos de higiene, etc.

La vida del herpes labial: etapas y tipología.

El desarrollo de un herpes labial presenta el siguiente circuito:

  • Síntomas Previos:
    • Picor y, sobre todo, sensación de ardor en los labios uno o dos días antes de la primera manifestación física del herpes labial.
  • Aparición de una pequeña marca rojiza y endurecida de carácter doloroso.
  • Agrandamiento de la marca y posterior conversión en ampolla; la cual contiene un líquido.
  • A veces, son varias ampollas las que emergen y se apiñan, convirtiéndose en un “brote.”
  • Con el tiempo, la ampolla acaba excretando el líquido y queda como una herida abierta.
  • Finalmente esta herida va a convertirse en costra que, con el tiempo también, va disminuyendo hasta desaparecer sin dejar cicatriz ni señal alguna.
  • El herpes labial puede aparecer también alrededor de los labios, de la nariz, de la mejilla e, incluso, dentro de la boca. 
  • El herpes labial  puede durar, generalmente, de una a dos semanas. 

Éste es el ciclo normal y podemos decir que el herpes labial ya está curado; no obstante, el virus no ha desaparecido ni ha sido eliminado. Por lo tanto, podemos continuar desglosando la vida del herpes labial con lo siguiente:

  • El virus entra en una especie de letargo pero continúa en los tejidos de la cara. 
  • Esta inactividad del virus puede reactivarse conforme a una serie de factores, que son:
    • Cuestiones hormonales como la propia menstruación o el embarazo.
    • Por descenso de las defensas del cuerpo; bien sea por alguna enfermedad contraída, por falta de descanso o estrés.
    • Por intervenciones dentales.
    • Por cuestiones climatológicas:
      • Períodos de excesiva exposición al sol
      • Sequedad en los labios a causa del frío.

Si sufres de estrés quizás te interese también leer: Problemas dentales por estrés

Cuáles son los síntomas del herpes labial

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, siempre expresamos que no todas las personas reaccionan de la misma manera ante las enfermedades. Así, hay quien sufre los síntomas de forma más intensa y hay quien apenas los percibe.

Los síntomas van a estar también en consonancia si se trata de la primera vez o de una reactivación.

  • Los síntomas más comunes cuando se va a padecer una infección de herpes labial por primera vez pueden ser:
    • Fiebre
    • Malestar general
    • Dolores musculares
    • Ganglios en el cuello
    • Dolor de cabeza, de garganta y de encías
  • En las reactivaciones muchos de estos síntomas no aparecen y la ampolla  suele reproducirse en el mismo lugar, siendo de menor intensidad
  • En cualquiera de los casos, hay que sumar los síntomas previos explicados en el apartado anterior.

Quizás también te interese leer: La importancia de la higiene dental en verano

Tratamiento para el herpes labial

El tratamiento para el herpes labial consiste, básicamente, en aliviar los síntomas y acelerar el proceso de sanación. Como ya hemos dicho, el virus no va a ser eliminado.

Para su tratamiento se emplea:

  • Medicamentos antivirales para eliminar la infección. El producto más común es el que contiene aciclovir. Puede tratarse de píldoras o cremas cutáneas.
  • Medicamentos comunes para tratar la fiebre y el dolor.

Ya hemos dicho que el herpes labial desaparece por sí solo entre 1 ó 2 semanas, por lo que el tratamiento servirá exclusivamente a aliviar el dolor y acelerar el proceso de cicatrización.

Aún así, debes consultar con el médico ante los primeros síntomas y antes de que aparezcan sus signos; de esta manera la medicación será más efectiva.

También debes acudir al médico cuando:

  • El herpes labial y sus síntomas superen las dos semanas.
  • Los síntomas se agravan.
  • Sufras la aparición de herpes de forma repetitiva.
  • Sobre todo, cuando hay signos de que el herpes se reproduce cerca de los ojos o sientes irritación ocular; en este caso, la infección puede convertirse en algo grave

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, te ofrecemos el asesoramiento que necesites ya sea en este tema o en cualquier otro problema que tengas con tu boca. La mejor prevención para la salud de la boca es siempre la de cumplir con las medidas de higiene, ejercicio y descanso.

¡Que la sonrisa sea la mejor calentura para tus labios!

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Related Posts

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies