All fields are required.

Close Appointment form

Labios quemados: Prevención y tratamiento

  • Home
  • Labios quemados:...
Labios quemados: Prevención y tratamiento
icon
Labios quemados: Prevención y tratamiento

No Comments

Cuando se acerca el verano son muchas las campañas informativas dedicadas a la importancia de protegerse del sol; sin contar el despliegue publicitario de diferentes marcas sobre cremas solares. A pesar de ello, existe una gran cantidad de personas que no presta atención a estos consejos. Tener los labios quemados puede ser más peligroso de lo que crees.

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, también queremos contribuir con esta entrada a presentar los peligros que supone una inadecuada protección ante los rayos del sol y, particularmente, sobre los labios quemados.

Todos sabemos cuánto duele y cómo sufre nuestra piel cuando nos hemos expuesto al sol sin protección alguna. Pues bien, el labio posee la piel más fina de todo el cuerpo y siempre la tenemos expuesta a todos los cambios ambientales.

Es evidente que el sol aporta vitamina D a nuestro cuerpo pero, como sucede con todo, el abuso y la no prevención trae consecuencias negativas y los labios quemados es una de ellas.

Como veremos más adelante, mantener la hidratación de los labios desempeña un papel primordial en este tema.

Síntomas de labios quemados

Los síntomas de quemaduras en los labios son muy evidentes y pueden manifestarse de diferentes maneras en los labios:

  • Picores
  • Sangrado
  • Resecación
  • Afinamiento
  • Úlceras
  • Endurecimiento
  • Aparición de escamas  y costras
  • Aparición de ampollas
  • Pequeños abultamientos
  • Cambio de coloración (rojiza o marrón)

El peligro de los labios quemados: Consecuencias.

Nuestra pretensión no es la de asustar, sino la de tomar conciencia sobre la importancia de proteger los labios.

Tener los labios quemados puede considerarse como algo normal y, generalmente, tiene curación. No obstante, una exposición prolongada al sol sin tomar medidas preventivas puede acarrear graves consecuencias con el paso del tiempo.

Ya conoces los síntomas de los labios quemados. Pues bien, las manchas, las escamas y el endurecimiento de los labios (sobre todo el inferior) están considerados como síntomas precancerosos. El nombre de esta patología es la queilitis actínica o solar que provoca un desorden dañino en los labios a causa de la exposición excesiva a la luz ultravioleta.

La queilitis actínica tiene un proceso lento que pasa desapercibido y da la cara en la madurez; por ello, la importancia de visitar al dentista ante los primeros síntomas de labios quemados es fundamental para evitar que la queilitis evolucione transformando las manchas en carcinomas. 

No se trata de no disfrutar de los rayos del sol, sino de evitar la exposición prolongada y, sobre todo, sin haber tomado medidas de prevención.

Otra consecuencia negativa de una prolongada exposición a los rayos del sol es la aparición del herpes labial.

Quizás te interese también leer: Herpes labial: síntomas, causas y tratamiento

Todos podemos sufrir de labios quemados, pero…

Lógicamente, todo el que se exponga de forma exagerada y contínua a los rayos del sol puede sufrir quemaduras en los labios.

Sin embargo, existe una serie de circunstancias que hacen que ciertas personas puedan ser más propensas a tener los labios quemados.

  • Tener un sistema inmunológico debilitado. Las personas con tratamientos médicos duraderos por enfermedades graves, ya que los rayos ultravioletas merman el funcionamiento inmunológico y con ello su capacidad regenerativa.
  • Desarrollar una actividad laboral al aire libre, sometiéndose a una exposición contínua a los rayos del sol. 
  • Las personas mayores de 40 años. Ya hemos dicho que la queilitis es un proceso lento, los efectos de los rayos ultravioletas van acumulándose en la piel y dan la cara, sobre todo, a estas edades.
  • Someterse a demasiadas sesiones de tratamientos de bronceado
  • Tener los siguientes elementos fisiológicos:
    • La tez clara
    • Ojos claros
    • Cabello rubio o pelirrojo
    • Poseer una piel con pecas.

Qué hacer si ya tenemos los labios quemados: tratamiento.

El tratamiento para labios quemados consiste, básicamente, en disminuir  y calmar los síntomas y tomar una serie de precauciones añadidas.

Tener los labios quemados va a provocar molestias debido a la inflamación que se produce y aparecerá dolor al comer e, incluso, al hablar.

En caso de haberte quemado los labios:

  • Si estás en la fase inicial y aún no tienes úlceras y no se han formado ampollas debes aplicar un bálsamo reparador labial. En el mercado existe gran variedad de bálsamos reparadores con ingredientes naturales como los lípidos vegetales (manteca de karité), el aceite de rosa mosqueta (antioxidante), aloe vera, ácido hialurónico o vitamina E.
  • Si la quemadura sufrida en los labios ha generado heridas debes aplicar una pomada antibiótica para evitar infección bacteriana.
  • No uses vaselina para estos casos, ya que retienen el calor en la piel y te causará más daño aún.
  • No tomes alimentos picantes.
  • Evidentemente, evitar el sol.

El proceso de curación puede ser de 3 a 5 días.

Prevención y consejos

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, insistimos siempre en decir que la prevención es el más efectivo de los tratamientos.

La mejor forma de evitar labios quemados y sufrir de queilitis actínica es la de protegerse con cremas de protección solar.

La hidratación del labio es fundamental. No se trata exclusivamente de evitar quemaduras, sino también de que se agrieten o resequen.

En el siguiente apartado te presentamos las características que tienen las cremas y bálsamos labiales de protección solar, pero antes te ofrecemos las siguientes recomendaciones preventivas:

  • Usar protector labial con Factor Protección Solar (FPS) conforme a lo siguiente:
    • Aplicar entre 15-30 minutos antes de exponernos al sol. Más adelante veremos que hay productos que no requieren este paso.
    • Por muy duraderos que sean sus efectos, debes aplicarte la crema varias veces al día y especialmente recomendable antes de ir a la cama.
    • Igualmente es recomendable aplicar el bálsamo después de cada baño.
    • El secado de los labios debe hacerse sin frotar sobre ellos, sino con leves y repetidos toques con la toalla.
    • Por otro lado, no sólo el sol puede quemar los labios. Por ello, incluso en los días nublados hay que proteger los labios.
  • Beber continuamente agua, máxime cuando estamos en una situación de exposición directa al sol.
  • Lleves o no protección labial, es contraproducente humedecerse los labios ya que provocaremos que se sequen más por la rápida evaporación de la saliva.
  • Reduce, siempre que puedas, el tiempo de exposición directa al sol, sobre todo en las horas centrales del día.
  • Ante cualquier reacción extraña, no dudes en visitar al médico.

Quizás te interese también leer: Ácido hialurónico para labios: un amigo de nuestra boca

La elección del protector solar. 

Para ayudarte a elegir la crema de protección labial, te presentamos dos aspectos importantes a tener en cuenta: el índice de Factor Protección Solar (FPS) y los ingredientes que contienen.

  • Elegir el Factor de Protección Solar
    • El FPS va a determinar el tiempo que puedes estar expuesto al sol sin quemarte. Para ello, es necesario disponer de un dato: el fototipo personal; es decir, la capacidad de adaptación al sol sin quemarse que poseemos. 
    • Como este dato es difícil de conocer, te recomendamos un protector labial de nivel alto; esto es, que tenga un índice FPS de 30 o más.  
    • A mayor índice de FPS mayor protección.
  • Elegir el tipo según los ingredientes. Aunque todos los filtros solares están formulados con compuestos químicos; los protectores solares se clasifican en físicos y químicos. El objetivo de ambos es el mismo: proteger de los efectos de los rayos ultravioletas.
    • Los filtros solares llamados físicos se fundamentan sobre óxido de zinc o dióxido de titanio. El nombre de “físico” viene dado a que la piel no absorbe estos principios y los labios quedan recubiertos con una capa que se percibe a simple vista.
      • Ventajas:
        • Son recomendados para pieles sensibles y para niños.
        • Su acción protege tanto contra los rayos UVA (que envejecen las células de la piel) como contra los rayos UVB (que dañan el ADN de las células) 
        • Su acción protectora es inmediata; es decir, desde el mismo momento que lo aplicas ya puedes exponerte al sol, sin necesidad de esperar tiempo alguno.
        • Son inocuos para el organismo en tanto no son absorbidos por la piel.
      • Desventajas:
        • Son menos estéticos porque la capa protectora queda visiblemente expuesta sobre los labios.
        • Su efecto tiene una menor duración.
        • Son menos resistentes al sudor y al agua.
    • Los conocidos como protectores con filtros solares químicos tienen una base más extensa de principios activos. Según las marcas, pueden contener octinoxato, avobenzona, homosalato, oxibenzona y otros. Su acción consiste en la degradación química de estos elementos y protegen básicamente de los rayos más peligrosos, los UVB.
      • Ventajas
        • Son más resistentes al sudor y al agua.
        • Son más estéticos en cuanto, al ser absorbido por la piel, no se nota en los labios.
      • Desventajas:
        • Precisamente, por el hecho de ser absorbidos por la piel, pueden generar ciertas irritaciones.
        • Asimismo, pueden obstruir los poros y dar sensación de quemazón.
        • El octinoxato, a base de carbono, puede alterar el sistema hormonal y aumentar la absorción de otras sustancias.
        • Hay que esperar 15-30 minutos antes de exponerse al sol.

Desde Dr. Calvo, tu clínica dental en Sevilla, insistimos en la importancia de mantener los labios protegidos de los rayos del sol. Si tienes alguna consulta sobre qué producto es el más adecuado para ti, no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos a tomar la mejor decisión.

¡Disfruta y protégete!

¿Sufres de problemas dentales?

PIDE TU CITA AQUÍ

Related Posts

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies